06 de noviembre de 2012
06.11.2012
40 Años

Un septuagenario mata a su mujer, quema la casa y luego se ahorca en Narón

Un vecino descubrió los cadáveres al ver que el pan llevaba varios días en la puerta

06.11.2012 | 01:00
Vivienda en el lugar de A Revolta, en Narón, donde aparecieron los cuerpos del matrimonio. // Kiko Delgado

Nuevo caso de violencia machista. Un hombre de 73 años de edad mató a su mujer de 63, quemó la casa familiar y después se ahorcó en un alpendre anexo a la vivienda en la parroquia de Sedes del municipio coruñés de Narón, según la reconstrucción de los hechos hecha por la Policía Nacional. Ambos vivían juntos aunque estaban en proceso de separación.

Los cuerpos sin vida de Arturo López y de su mujer Marisol Aller Sánchez, fueron hallados ayer en la vivienda familiar de A Revolta cuando un vecino descubrió que llevaban varios días sin recoger el pan, que seguía colgado en una bolsa en la puerta. El cadáver de la mujer, semicalcinado, se encontraba en el interior de la casa, mientras que el de su marido estaba en un anexo de la vivienda. La pareja tenía problemas de convivencia que les llevaron hasta la comisaría ferrolana en varias ocasiones, aunque no existían denuncias previas por violencia de género, según fuentes oficiales.

Todo apunta a que los dos cadáveres llevaban varios días en la finca sin que nadie se percatase del suceso hasta que un vecino, al no verlos desde hace días, entró en la finca y se encontró con el macabro crimen.

La Policía Nacional de la comisaría de Ferrol-Narón, que se ocupa de la investigación, acordonó la zona y la juez de guardia autorizó, a primera hora de la tarde, el levantamiento de los dos cadáveres del matrimonio, que tenía al menos un hijo. Los investigadores pudieron comprobar que la vivienda sufrió un incendio en las mismas fechas en que tuvo lugar el crimen, si bien los daños exteriores no eran importantes.

El alcalde de Narón, Xosé Manuel Blanco, de Terra Galega, lamentó el crimen machista y ha anunciado que la corporación local convocará hoy una concentración en repulsa por el presunto asesinato de Marisol a manos de su marido.

Vecinos del matrimonio han asegurado que las discusiones eran frecuentes. El crimen, apuntan, pudo tener lugar el viernes, pues la mujer acudió a un baile y el sábado por la mañana, "el pan estaba colgado del portal y por la noche seguía en el mismo sitio".

Se trata del segundo crimen por violencia de género que se registra en este municipio coruñés de Narón desde el pasado mes de junio, cuando el joven Óscar Ferreño, con antecedentes por tráfico de drogas y denunciado por violencia machista, se saltó la orden de alejamiento para degollar a su exnovia, Iria García Bouza, de 28 años, en plena calle delante de su portal en la localidad de Xuvia. Ferreño admitió el asesinato de la joven y espera el juicio en prisión provisional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook