18 de mayo de 2011
18.05.2011

Hallan muerto en su coche al exnovio y presunto asesino de la joven de Noia

Todo apunta que Miguel Hervella se quitó la vida el día del crimen

18.05.2011 | 14:39
Guardia Civil y servicios funerarios, tras retirar el cadáver de Miguel Hervello, en el recuadro. // Xoan Álvarez

El cadáver del presunto asesino de Gloria García, la joven de 19 años que murió acuchillada el viernes pasado en su casa de Noia cuando cuidada de su hermano de 2 años, fue hallado ayer en el interior de su coche, estacionado en una pista forestal del polígono de A Picaraña, en Padrón. Todo apunta a que el exnovio de la joven, Miguel Hervella Vilariño, de 30 años, pudo quitarse la vida el mismo día del crimen. Su cuerpo, en avanzado estado de descomposición, se encontraba dentro del vehículo con las ventanillas cerradas y una goma que conectaba el tubo de escape con el interior del turismo. La autopsia determinará si murió por asfixia mediante los gases del tubo de escape y la fecha de la muerte.
Un vecino de A Picaraña encontró el vehículo y el cuerpo sin vida de Hervella Vilariño en un vial sin salida y poco transitado que sólo utilizan pescadores o propietarios de leiras en la zona y puso así fin a tres días de intensa búsqueda del principal sospechoso del brutal asesinato. La Guardia Civil, tras la aparición de nuevos indicios que le implicaban en el crimen, difundió su fotografía y apeló a la colaboración ciudadana para dar con él. El juzgado de Noia dictó orden de búsqueda y captura pues estaba ilocalizable desde la tarde del crimen, cuando varios vecinos le vieron cerca de la casa de su víctima.
Hervella Vilariño, ex novio de la víctima, estaba siendo buscado desde el pasado día 13 como principal sospechoso por la muerte de Gloria García, que falleció desangrada tras recibir al menos siete puñaladas en abdomen, cuello y pecho, en la vivienda familiar de la calle Galicia, en Noia. Uno de sus hermanos la encontró a las cinco de la tarde gravemente herida sobre un gran charco de sangre y en compañía de su otro hermano de 2 años, que habría presenciado el homicidio.
Violencia machista
Todo parece confirmar el crimen por violencia machista que se temía desde el primer momento y contra el que se movilizaron los vecinos de Noia. El alcalde de la localidad, Rafael García Guerrero, resaltó ayer su tranquilidad y la del pueblo por el hallazgo del cadáver del presunto asesino de Gloria García, ya que "pone fin a la inquietud y desesperación" que vivían desde que se cometió el crimen. "Teníamos asumido que era un caso de violencia de género", insiste. La muerte de Gloria García sería el primer caso de violencia machista de este año en Galicia, elevando a 23 las víctimas mortales en toda España.
El regidor confiaba en un pronto esclarecimiento del caso, "bien por la detención de Hervella, o por el hallazgo de su cadáver", una de las hipótesis que ya barajaban los investigadores de la Guardia Civil. García Guerrero ha pedido que el caso no se olvide cuando deje de ser noticia y se mantenga el apoyo a una familia que "sufre en silencio"; a la vez que recordó la importancia de que denuncien no solo las víctimas de malos tratos, sino quienes sean testigos.
Miguel Hervella residía en Casalonga, en el municipio coruñés de Teo, pero al parecer tenía otra casa alquilada en Outes, municipio colindante con el de Noia, donde residía la víctima con sus padres. En el caso de Gloria García no había denuncias previas contra su presunto asesino, según informó en su día el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, si bien en el transcurso de la investigación se habrían conocido algunos episodios violentos que llevaron a la joven a cortar la relación .
Mientras las diligencias por el asesinato de Gloria García las lleva el Juzgado de Noia, que decretó el secreto de sumario, las de la muerte de Hervella Vilariño corresponden al Juzgado de guardia de Padrón, que podría inhibirse en su momento en favor del de Noia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook