26 de abril de 2010
26.04.2010

Un conductor muere al despeñarse su coche por un desnivel de 15 metros en A Teixeira

Junto al fallecido, de 44 años, viajaba una joven de copiloto que sufrió heridas graves y otros tres chicos que resultaron leves

26.04.2010 | 02:33
Estado en el que quedó el vehículo tras precipitarse por el desnivel de A Teixeira.

Una nueva tragedia en las carreteras gallegas. Un hombre de 44 años de edad, natural de Madrid y vecino de Cristosende (A Teixeira), falleció el pasado sábado en esta localidad ourensana al salirse de la calzada y despeñarse el turismo que conducía por un desnivel de quince metros de altura, delante de la primera casa de Os Quintairos, cuando circulaba por la carretera que comunica A Pedra do Sol con Parada do Sil. Este accidente eleva a tres las víctimas en los viales de la comunidad durante este fin de semana, tras la muerte de una septuagenaria en el también municipio ourensano de Cenlle al ser atropellada por un turismo y el caso del joven de 23 años que perdió la vida en un siniestro registrado en Vigo.
En el vehículo que se despeñó en A Teixeira viajaba como copiloto una joven de 21 años, vecina de Parada do Sil, que fue hospitalizada en estado grave, mientras que otros tres chicos que iban en los asientos traseros del turismo, de entre 16 y 22 años y naturales de Sacar de Bois y Parada do Sil, sólo sufrieron heridas de carácter leve pese a la aparatosidad del siniestro.
El accidente de circulación se registró el pasado sábado por la noche, concretamente a las 21.45 horas, en la carretera OU-0605, que comunica A Pedra do Sol (A Teixeira) con Parada do Sil. El coche –que fue a parar a unos cuarenta metros de distancia de la carretera y acabó colisionando contra varios árboles– quedó completamente destrozado, por lo que los vecinos de la zona consideran que fue "un milagro" que no perdieran la vida las cinco personas que viajaban en su interior. El automóvil, además, dejó amplias marcas de frenada en la vía antes de acabar precipitándose por el desnivel.
El conductor del vehículo, Juan Manuel Santamaría Márquez, se encontraba pasando una temporada en la casa que hizo en Cristosende. El fallecido sufrió el siniestro mortal al regresar de A Teixeira, a donde había ido con cuatro amigos.
El teniente de alcalde, Luis Vázquez, reconocía que ayer fue "una jornada triste" en el municipio de A Teixeira, porque la víctima era una persona muy apreciada en la zona. "El pueblo está de luto, era muy sociable y simpático. Como dominaba el inglés, hablaba con las personas que venían a la casa rural", relataba el regidor.
Además de este siniestro, en la comunidad gallega se registraron otros accidentes a lo largo de las últimas horas. Uno de ellos ocurrió la pasada madrugada en Boiro (A Coruña), donde un joven ingresó en la UCI tras caer un turismo al río desde una altura de siete metros. Y en Avión (Ourense), el conductor de una motocicleta, vecino de Redondela de 23 años de edad, resultó herido de gravedad en una colisión frontal con un turismo a las 18.10 horas de ayer en el kilómetro 20 de la carretera OU-212. La ocupante, una joven de 20 años de Pontevedra, sufrió heridas leves. El conductor del turismo resultó ileso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook