05 de agosto de 2009
05.08.2009
ÚLTIMA HORA
Patrimonio Nacional da luz verde para realizar otras 31 exhumaciones en el Valle de los Caídos

"Al fin tenemos fecha. Espero que el juicio se repita sin jurado", afirma la madre de Al Daní

Marta Pérez Triviño espera justicia y que, finalmente, se condene a Jacobo Piñeiro por la muerte de los dos jóvenes, que recibieron 57 cuchilladas y a cuyos cadáveres se prendió fuego

05.08.2009 | 11:01
Marta Pérez Triviño muestra las fotos de las dos víctimas, su hijo Isaac y Julio Anderson.

"¡Al fin tenemos fecha para la vista y espero que no sólo se anule el juicio, sino que se repita sin jurado Jacobo Piñeiro se declaró asesino confeso de mi hijo, Isaac-Al Daní, y de Julio Anderson y no puede quedar absuelto por un tribunal popular tras admitir que les asestó 57 puñaladas, prendió fuego a sus cuerpos y dejó abierta la espita de gas de su casa con el riesgo de que volara todo el edificio tras torturarlos y pasar varias horas en el piso!", afirma desconsolada Marta Pérez Triviño, la madre de Isaac, uno de los dos jóvenes gays asesinados en su domicilio de la calle Oporto de Vigo el 13 de julio de 2006.
Casi seis meses después del polémico veredicto, que causó gran alarma social y fue recurrido por la Fiscalía y la acusación particular que ejercita la madre de Al-Daní, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, (TSXG), ha fijado la vista para el recurso de anulación para el próximo mes de octubre. El acusado y las partes han sido citadas el día 6, aunque la vista podría durar varios días.
Cuatro magistrados del alto tribunal gallego escucharán los argumentos de los recursos planteados por la Fiscalía y la familia Pérez Triviño, que impugnarán el alegato de defensa que logró la absolución de Jacobo Piñeiro al creer el jurado su versión de que, pese a las pruebas y las 57 puñaladas, no tenía intención de matar, actuó en defensa propia y con "miedo insuperable".
"A Isaac lo remató cuando, herido de muerte y desangrándose, llamaba desde su cuarto por el móvil a la Policía Local para pedir auxilio. ¿Qué daño podía hacerle ya mi hijo? ¿De qué tenía miedo?", se pregunta.
Marta Pérez Triviño afirma que no odia a nadie pero espera que los integrantes del jurado que absolvió a Jacobo Piñeiro "no puedan dormir por la noche el resto de su vida por lo que hicieron, igual que yo. A mi hijo lo mataron dos veces, una en su piso de la calle Oporto y otra en la sala de la Audiencia con su absolución". Confiesa que está desesperada. "No puedo más. Sigo a tratamiento y no me dejan sola porque tengo mucha agresividad. ¡Me daría cabezazos contra la pared! Estoy tan agotada... pero no puedo tirar la toalla, lucharé hasta el final".
El veredicto, considerado "escandaloso" y un "fracaso del sistema porque hay pruebas suficientes", según explicó en su día el fiscal jefe de Vigo, y la masiva movilización ciudadana contra la polémico decisión del jurado, tildada de homófoba por numerosos colectivos gays, llevó a la Fiscalía del TSXG a garantizar que el recurso del doble crimen de la calle Oporto se vería con celeridad.
El Ministerio Público, igual que hizo en su día, solicitará la nulidad del juicio y pedirá que se celebre de nuevo con otro jurado popular. La acusación particular, como solicitó en su día al igual que la defensa de Jacobo Piñeiro, reclama que el nuevo juicio corra a cargo de magistrados. "Si los jueces profesionales pueden equivocarse, que puede pasar con el jurado. En el caso de mi hijo creo que tuvieron miedo", asevera Marta Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook