El Tribunal Supremo ha rebajado en 2 años las condenas impuestas por la Audiencia Nacional a 4 de los 14 miembros del "clan de los Charlines" en 2003, entre ellos su líder Manuel Charlín Gama, por delitos de blanqueo de bienes procedentes del narcotráfico y ha sustituido el decomiso de sus bienes por el embargo.

La Audiencia Nacional condenó en febrero de 2003 a penas de entre 4 y 15 años y multas de entre 5.700.000 y 300.000 euros a 14 acusados. Además, acordó decretar el decomiso de todos los bienes adquiridos con dinero procedente del narcotráfico para destinar "al menos el 50% de su producto a programas de prevención de toxicomanías, asistencia de drogodependientes e inserción social y laboral de los mismos".

Esta medida de decomiso de bienes muebles, inmuebles, dinero, efectos y demás activos se ha dejado ahora sin efecto por la sentencia del alto tribunal, que la ha sustituido por el embargo de los activos, dirigido a "asegurar en lo posible las responsabilidades pecuniarias de cada uno de los condenados y de tales responsables civiles".

Según el TS, los decomisos sólo podrían considerarse correctos si los bienes hubieran sido adquiridos con dinero procedente en su totalidad del narcotráfico, pero la Audiencia no determina el porcentaje de los adquiridos ilícitamente.

Las máximas penas, de 15 años de cárcel, recayeron entonces en el líder de la organización, Manuel Charlín Gama, condenado también al pago de una multa de 2.916.000 euros, y su hija Josefa Charlín Pomares, extraditada por Portugal en diciembre de 2000 tras permanecer 7 años huida y a la que se consideró responsable última de la gestión económica del clan, por lo que le correspondió la multa más elevada, de 5.700.000 euros.

El alto tribunal absuelve ahora a Manuel Charlín Gama de uno de los tres delitos contra la Hacienda Pública, correspondiente al ejercicio de 1995, lo que supone una reducción de la pena de cárcel de 2 años, que pasa de 15 a 13 años.

Además, el TS condena a tres de los acusados -José Luis Piñeiro Vidal (abogado con despacho en Vigo), José Luis Lizabe Moldes y Carolina Outón- como autores de un delito de blanqueo de dinero sin la agravante de pertenencia a organización, por lo que también se les rebaja la condena de prisión de 4 años y 2 meses impuesta por ña Audiencia a 2 años.