José Alonso Muradas, amigo de Camilo Guerra Rodríguez, el emigrante de Avión asesinado en México D.F., podría estar implicado en su secuestro y posterior homicidio, ya que la Procuraduría General de la República (PGR) le ha detenido como supuesto autor de las notas de rescate recibidas por la familia de la víctima durante el mes en que el empresario ourensano estuvo desaparecido.

Alonso Muradas, cuya nacionalidad y edad se investiga, actuó como mediador en los que se suponía un secuestro exprés de los habituales en el país. Así, entregó a la familia del fallecido varias notas que, aseguró, le habían remitido los secuestradores durante la negociación de su liberación, que se prolongó varias semanas.

Los agentes federales sospecharon de él por algunas contradicciones en las que incurrió cuando les llevó hasta el cadáver, y la prueba grafológica determinó que él mismo había escrito los mensajes, en los que llegó a pedirse un rescate de un millón de euros para su liberación.

La Procuraduría General de la República, informó de que el presunto secuestrador y partícipe en el asesinato de Camilo Guerra había sido identificado como José Alonso Muradas.

En estos momentos se encuentra en situación de arraigado, es decir, el juez le ha ingresado en una casa de seguridad durante 90 días, plazo en el que la Policía debe encontrar nuevas evidencias en su contra. En caso contrario quedaría en libertad.

Camilo Vázquez Guerra, de 75 años de edad, disfrutaba el pasado 5 de julio de una jornada de pesca con unos amigos cuando desapareció. El cuerpo sin vida del empresario ourensano afincado en México desde hace 50 años, fue encontrado el pasado 17 de agosto en Los Dinamos.

La autopsia ha determinado que falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. No ha trascendido el tiempo que llevaba muerto para no entorpecer la investigación, pero presentaba signos de descomposición.