La Marina colombiana de Guerra dio ayer por desaparecidos a más de cien emigrantes ecuatorianos de una embarcación de ese país que naufragó en aguas del océano Pacífico.

La Armada Nacional informó en un comunicado divulgado en Bogotá de que la nave transportaba a unas 120 personas que salieron de forma ilegal del puerto ecuatoriano de Manta. Aunque la marina colombiana no especificó cuándo se produjo el naufragio, desde Ecuador se informó de que se produjo el jueves pasado. Sólo nueve viajeros pudieron ser rescatados por un barco pesquero de Ecuador que, cuando se produjo el accidente, realizaba faenas en el lugar, agregó la marina colombiana.

La Armada Nacional advirtió de que esta embarcación sólo tenía capacidad para quince personas. La nave en la que iban los emigrantes zozobró "a unas 120 millas de la isla de Malpelo (Colombia)", distante 500 kilómetros de las costas del puerto colombiano de Buenaventura y a unos 1.100 al suroeste de Bogotá.

Labores de rescate

Un avión y una lancha de la Fuerza Naval del Pacífico, con sede en Buenaventura, fueron incorporadas a un "plan de búsqueda y rescate" activado una vez que se informó del accidente, agregó el comunicado de la Armada. Las mismas fuentes indicaron que se recibió la alerta sobre el naufragio anteayer martes hacia las 18.00 horas locales (23.00 GMT). De inmediato se activó el plan de emergencia, que es coordinado desde la base de la Fuerza Naval del Pacífico por el almirante Jairo Peña.

En la embarcación iban ecuatorianos que, al parecer, pretendían viajar a Guatemala para, desde ahí, entrar de forma ilegal en Estados Unidos, según las informaciones procedentes de Quito.

Las esperanzas de encontrar supervivientes es remota aunque la búsqueda continúa.