La red viaria gallega superó ayer la primera jornada del puente de la Asunción sin registrar accidentes graves, aunque con importantes retenciones en algunos puntos. La avería de un vehículo en la A-52 a su paso por el municipio pontevedrés de A Cañiza obligó a la DGT a pedir precaución y moderación a los conductores a su paso por este vial. Asimismo, en la AP-9, en el kilómetro 65,5, en la altura del término municipal de Santiago de Compostela el incendio en la mediana, en dirección Vigo-Tui, provocó que se cerrase el carril izquierdo entre las 17.10 y 17.43 horas debido a que el humo dificultaba la circulación.

Una vez que los bomberos extinguieron el fuego se recuperó el carril y, con ello, la normalidad del tráfico. En el resto de carreteras gallegas se circuló con fluidez, excepto momentos puntuales en los accesos a las playas.

Este puente festivo es el que registra mayor volumen de tráfico. Las carreteras gallegas soportarán hasta las 12 de la noche del lunes el desplazamiento de unos 700.000 vehículos, por lo que Tráfico ha dispuesto controles especiales en la provincial de Pontevedra en los accesos a Vigo, Baiona, Cangas y Vilagarcía.

Al cierre de esta información, los viales españoles habían registrado 13 muertes desde el viernes. En la jornada de ayer hubo, al menos, seis víctimas mortales en Madrid, Tarragona Marbella y Burgos. En Madrid fallecieron dos personas al chocar de frente dos vehículos en la A-6 (carretera de La Coruña) a la altura de Galapagar. Uno de los conductores fallecidos, de 20 años, circulaba en sentido contrario. En una carretera de París fallecieron dos españoles cuyas identidades no han trascendido.