Galicia arranca la semana con alerta por lluvias y con un tiempo "casi de otoño"

El verano se resiste en la comunidad, aunque los modelos apuntan a que se asentará la próxima semana

Cielo nublado esta mañana en la bahía de Baiona

Cielo nublado esta mañana en la bahía de Baiona / MeteoGalicia

Se acerca el 50 de mayo y el verano no acaba de llegar a Galicia. Es más, la semana comienza con una jornada "casi de otoño" para la que se han activado alertas amarillas por acumulaciones de lluvia en la fachada atlántica. Para mañana y el miércoles se esperan tormentas y no será hasta el jueves cuando empiece a estabilizarse la situación, aunque con temperaturas bajas para la época. El estío parece esperar a la próxima semana para hacer acto de presencia.

Ante esta situación, desde MeteoGalicia hasta se animan a aconsejar "paciencia" a sus seguidores en las redes sociales. Y es que una borrasca situada en el oeste está dejando ya precipitaciones, que se generalizarán en las horas centrales del día y que alcanzarán una intensidad "puntualmente fuerte". El instituto meteorológico gallego ha activado un aviso en la zona de la Costa da Morte, aunque la Aemet lo amplía a casi toda la provincia de A Coruña, toda la de Pontevedra y el sur de Ourense. Desde las 8:00 y hasta el 22:00, se esperan acumulados de hasta 50 l/m2 en 12 horas y de hasta 15 l/m2 en una hora.

Según la predicción, un frente frío, asociado a esa borrasca, afectará a Galicia, especialmente en la segunda mitad del día. Está siendo una jornada con los cielos muy nublados, con lluvias en el litoral atlántico, localmente fuertes, que progresivamente irán llegando al resto del territorio. Las temperaturas mínimas tendrán un ligero ascenso, mientras que las máximas no experimentarán cambios significativos y no pasarán de 20 grados Celsius. El viento soplará moderado de componente sur, con intervalos fuertes en el litoral atlántico por la tarde.

Para mañana se espera que sea una DANA la que provoque la inestabilidad atmosférica. Se esperan intervalos nubosos con chubascos, localmente tormentosos y ocasionalmente fuertes, más probables en la segunda mitad del día. Las temperaturas mínimas experimentarán un ligero ascenso, mientras que las máximas sufrirán un ligero descenso. Los vientos soplarán del sudoeste, flojos en general.

¿Y el verano para cuándo?

La previsión para la próxima semana apunta a que hará más calor de lo habitual para la fecha

La previsión para la próxima semana apunta a que hará más calor de lo habitual para la fecha / Aemet

Nuevamente, el miércoles será una jornada de gran inestabilidad atmosférica, con intervalos nubosos y chubascos localmente tormentosos, más probables en la segunda mitad del día. Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso, mientras que las máximas continuarán sin cambios, bajas para la época del año. Los vientos soplarán flojos, de componente norte en general.

En la segunda mitad de la semana —el jueves comienza el verano astronómico, aunque el meteorológico ya empezó el 1 de junio— irá disminuyendo progresivamente la probabilidad de lluvia, al ir ganando Galicia influencia anticiclónica. Las temperaturas experimentarán un ligero ascenso, pero aún quedarán en valores bajos para la época del año.

A medio plazo, la Aemet apunta a que la próxima semana ya será plenamente veraniega, sin lluvias y temperaturas más elevadas que lo habitual para esas fechas.