Un estudio en “Nature” constata las ventajas del “trabajo híbrido”

La investigación demuestra que teletrabajar unos días a la semana no reduce la productividad

Un hombre teletrabaja en su domicilio.

Un hombre teletrabaja en su domicilio. / Manu Mitru

Rafa López

Rafa López

Una amplia prueba científica sobre el “trabajo híbrido”, aquel que combina la actividad presencial y el teletrabajo, ha demostrado que este enfoque puede ayudar a las empresas a retener a sus empleados sin perjudicar la productividad. El estudio se ha publicado en la revista “Nature”, que además le dedica un editorial titulado “El trabajo híbrido tiene ventajas sobre el trabajo totalmente presencial: la evidencia aumenta”.

Los investigadores seleccionaron al azar más de 1.600 personas de una empresa de China para trabajar en la oficina 5 o 3 días a la semana. Además de que no se detectaron cambios en la productividad, los empleados dijeron que valoran la posibilidad de trabajar unos días en casa como una subida de sueldo del 10 por ciento. Esto condujo a un aumento en la retención de personal y a ahorros potenciales de millones de euros para la empresa que participó en esta investigación. La reducción en las tasas de renuncia fue particularmente pronunciada en aquellos empleados con desplazamientos más largos al puesto de trabajo y para las mujeres. Las tasas de abandono no bajaron en los jefes, una cuarta parte de la muestra del ensayo, quizá porque los jefes dependen más que los que no lo son de la coordinación de las personas y de la formación de conexiones sociales, algo que tiende a ser más fácil de hacer en persona.

“En este estudio vemos que las tasas de abandono caen en un tercio”, declaró a “Nature” el economista y coautor del estudio Nicholas Bloom, del departamento de Economía de la Universidad de Stanford (EE UU). “Otros estudios y encuestas informaron que los empleados valoran el sistema híbrido casi lo mismo que un aumento salarial de casi el 10%. Entonces, ¿qué es lo que no gusta?”, añadió.

"Esto se suma a la evidencia de que el trabajo híbrido ofrece beneficios en comparación con el trabajo en la oficina. Pero quedan muchas preguntas --señala el editorial de "Nature"--. Los hallazgos pueden diferir para otros países y culturas, por ejemplo, y no está claro si acuerdos de trabajo híbridos alternativos, como tres días a la semana en casa y dos días en la oficina, tienen efectos similares. También es objeto de debate cuáles podrían ser los resultados para los lugares de trabajo que requieren diferentes niveles de colaboración y creatividad", resalta. "Para muchos, la pandemia de COVID-19 fue un experimento grande e incontrolado de adaptación a diferentes prácticas laborales. No es demasiado tarde para respaldar esto con algo de ciencia", concluye.