Entrevista | Alejandro Pereira Cineasta, autor de “Huir”, mejor historia del IV Audi Future Stories

“Las historias de tradición oral me inspiran para crear cine de terror”

El ourensano es el ganador más joven de la historia de este certamen de cortos

Alejandro Pereira.

Alejandro Pereira. / FdV

M. González

M. González

“Huir”, el guion escrito por el ourensano Alejandro Pereira Soto, estudiante de la madrileña Escuela Universitaria de Artes TAI, ha sido elegido como la mejor historia de todas las presentadas en la IV edición del Audi Future Stories, el certamen de guiones de cortos que tiene como objetivo impulsar a directores y guionistas del cine español.Ahora rodará su corto en Barcelona durante el mes de julio con la codirección de Kike Maíllo (Goya al mejor director novel en 2012 por “EVA”) y su trabajo se presentará en septiembre en el marco del Festival de San Sebastián.

Junto a Kike Maíllo, formaban parte del jurado la directora María Ripoll; José Luis Rebordinos, director del Festival Internacional de Cine de San Sebastián; Jaume Ripoll, co-fundador y director editorial y de desarrollo de Filmin; y José Miguel Aparicio, director de Audi España.

Alejandro Pereira es el ganador más joven de la historia del concurso y se encuentra cursando el Máster en Dirección de Cine y Series de Televisión en la madrileña Escuela TAI.

–¿Cómo surgió su presencia en el concurso?

–Audi lanzó la cuarta edición de este concurso a principios de año. Un día que fui a clase vi un cartel anunciándolo y resulta que tenía un guion ya escrito que podía cuadrar con lo que pedían las bases. Tenía muchas ganas de que se pudiera producir o llegar a la gran pantalla, así que lo modifiqué un poquito y lo envié.

–¿Se esperaba que fuera el elegido?

–La verdad es que no, para nada. La llamada, de hecho, me llegó por sorpresa, cuando estaba grabando el videoclip de uno de los trabajos de fin de máster. Fue todo un shock, una sorpresa.

–Tendrá también la oportunidad de presentarlo en el marco del Festival de San Sebastián.

–Es una oportunidad increíble. Destaco la labor del concurso por darnos esta oportunidad a los jóvenes cineastas, ya no solo por presentarlo en San Sebastián, sino por tener la oportunidad de que alguien te produzca el corto. El mundo audiovisual es un mundo caro, que cuesta a veces financiar, sobre todo en España, donde quizá no hay cierto músculo industrial, como puede haber quizá en Hollywood o en Reino Unido. Así que es una oportunidad única y por la que estoy muy agradecido.

–Una gran oportunidad también para aprender de profesionales como Kike Maíllo.

–Por supuesto, es una oportunidad de aprendizaje sobre todo, de vivir un entorno profesional de primera mano. Voy a ser una esponja en ese rodaje.

–Kike Maíllo dijo que su guion fue elegido “por unanimidad gracias a su trama, en la que, sin abandonar el misterio y el suspense, coquetea con lo fantástico, resulta onírico, poético y dibuja a un personaje que escapa de la realidad, la responsabilidad y el compromiso por ser todo aquello que le ata a una forma de vida”.

–Es un thriller, una historia con muchísimo suspense cuyo punto de partida es una discusión de pareja. Se acaban de comprar una casa y tienen una pequeña discusión y él decide coger el coche y tomarse un respiro. Conforme va avanzando la noche va recibiendo una serie de llamadas que le dan a entender que lleva conduciendo mucho más tiempo del que él cree. No puedo contar más.

–Estudió el doble grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, ¿qué le llevó al cine?

–Ya cuando rodé el corto en abril en la escuela me di cuenta de que esto es lo mío, es lo que quiero hacer. A mí me gusta mucho contar historias ficcionadas y fue como un proceso lento, poco a poco me fui enamorando del medio audiovisual, que creo que es uno de los medios más potentes y con más recursos a la hora de transmitir algún tipo de emoción.

–¿Cuáles son sus referentes?

–Uno de los géneros que más me gusta es el thriller, el suspense, el terror. Me gusta porque creo que permite explorar un lenguaje audiovisual muy rico, pero veo y me gusta todo tipo de cine. A nivel nacional, Paco Plaza [“REC”, “Quien a hierro mata”] es uno de los directores referentes para mí. También, me gustan mucho Carlota Pereda [“Cerdita”] o Alauda Ruiz de Azúa [“Cinco lobitos”]. Me gusta mucho la corriente cinematográfica que estamos teniendo porque creo que ha subido bastante el nivel y estamos en un buen momento.

–Difícil abrirse camino entre tanto talento...

–Me gusta todo lo que se está produciendo y es muy interesante, pero, por razones obvias y estructurales, a la industria española puede que le falte un pelín de músculo, por eso es importante que una empresa como Audi y financie este tipo de concursos. Por otra parte, también se está apostando por proyectos arriesgados y que triunfan de forma internacional, como Rodrigo Sorogoyen con “As bestas”, o J.A. Bayona con “La sociedad de la nieve”. Si al cine español se le dan los recursos necesarios, hay potencial de sobra, tanto entre autores jóvenes como gente más experimentada, para contar historias e impresionar internacionalmente. Con las plataformas, además, muchas películas se están viendo en países que no te esperabas que las pudiesen ver.

–¿Cómo ve el audiovisual gallego?

–Yo creo que el sector audiovisual gallego es muy potente y últimamente ha habido un repunte de historias, thrillers y series de televisión que potencian la cultura gallega. En Galicia hay una cultura por explorar, un montón de leyendas que cuentan nuestros abuelos, de tradición oral, y la industria audiovisual tiene mucho de donde beber. Y lo están viendo, están descubriendo que hay mucha tradición, de la que se pueden sacar historias muy interesantes. A mí, estas historias que beben de la tradición oral, de las leyendas, me inspiran mucho para crear cine de terror, de suspense. Hacer cine es arrojar parte de tu ser a un proyecto, aunque una película son trocitos de todas las personas que trabajan en ella, pero la parte que yo dejo es esa parte más gallega, más tradicional. No lo hago de forma consciente, sale solo.

Suscríbete para seguir leyendo