Casi 1.500 rayos y granizadas castigan al sur de Galicia

Las tormentas persistirán en las próximas horas y durante el sábado

Las previsiones se están cumpliendo de manera precisa: los meteorólogos habían avisado de que este viernes habría una intensa actividad tormentosa en Galicia, en especial en el sur, y así está siendo. Hasta las 22:00 habían caído en territorio gallego 1.471 rayos, según MeteoGalicia, y con frecuencia los chubascos vinieron en forma de granizada. Por el momento, no hay constancia de incidencias de gravedad, aunque por las redes circulan imágenes impactantes.

La sensación de bochorno, incrementada por el aire sahariano, se empezó a disipar a primera hora de la tarde, comenzando por el suroeste de Ourense. Las tormentas empezaron a generarse en esa zona, pero con el paso de las horas fueron alcanzando toda la provincia y cruzaron a Pontevedra. Pasadas las 19:00, los aguaceros se hicieron presentes en la franja litoral.

Así, en una jornada de extremos, se alcanzaron máximas de más de 36 grados Celsius en el Miño ourenano y se registraron lluvias de más de 21 litros por metro cuadrado en unos pocos minutos en O Rosal, o de 18 litros en el alto de O Rodicio.

Durante las próximas horas, persistirán los chubascos y el aparato eléctrico. De hecho, mañana sábado todavía persistirá cierta inestabilidad atmosférica. Los cielos estarán despejados, con lluvias intermitentes. Durante la tarde se esperan las precipitaciones más intensas y acompañadas de granizo, con el sur y el este de la provincia de Ourense como principales focos de las tormentas.

Masas de agua sobre Galicia a las 19:55, los tonos amarillos indican gran intensidad

Masas de agua sobre Galicia a las 19:55, los tonos amarillos indican gran intensidad / MeteoGalicia

Cambio el domingo

Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso, que será notable en las máximas, con valores bajos para la época del año. El viento soplará flojo del noreste en general, pero será modero en el litoral y tendrá intervalos fuertes en la Costa da Morte.

La estabilidad volverá el domingo, cuando Galicia irá quedando bajo influencia anticiclónica, con circulación del noreste. Se esperan cielos nublados en general, con menos nubes en el litoral atlántico. Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso, mientras que las máximas continuarán sin cambios o con ligeros ascensos en el oeste.

La misma configuración se repetirá el lunes; de hecho, la Aemet pronostica que la próxima semana será más fría y más seca de lo habitual para esta época del año.