El tradi gallego viaja en videojuego

Compositoras como Inés Mirás apuestan por los sonidos de la música popular para juegos como “Sword of the necromancer”, cuya segunda parte llega el próximo año

Una de las escenas del tráiler de “Sword of the necromancer”.

Una de las escenas del tráiler de “Sword of the necromancer”. / FdV

Mar Mato

Mar Mato

El tradi, la música tradicional gallega, se está asentando incluso en los videojuegos. Uno de ellos es “Sword of the necromancer”. De exploración de mazmorras y creadao desde España, ha llevado por medio mundo las sonoridades tradicionales gallegas –desde panderetas a cucharas o latas, entre otros instrumentos– gracias a la banda sonora original de la compositora de Ordes Inés Mirás, guitarrista de A banda da loba.

Inés, que –entre otros trabajos– también ha compuesto la música de un videojuego de la Universidade de Vigo pensado para Primaria, es una de las principales compositoras gallegas en el mundo digital. Ayer, hablaba de su experiencia en las jornadas “Música e videoxogos dende Galicia” que organizó el Consello da Cultura Galega en Compostela.

Para “Sword of the necromancer” preparó 43 temas con una duración de tres minutos cada uno de media. “Son muchas composiciones porque hay que tener en cuenta los diferentes niveles, las melodías de combate...“, explica Inés Mirás.

“A veces, me pasaban algún tema concreto de cómo querían la sonoridad de un nivel pero normalmente lo que hacía yo era preguntar cómo iba a ser el nivel, en qué iba a consistir y qué se pretendían transmitir. Esa información yo intentaba trasladarla a notas”, detalla.

Para “Sword of the necromancer” grabó en estudio con hand drum e “instrumentos típicos de nuestra cultura popular gallega como la pandeireta, pandeiros, tixola, culleres, cunchas y latas” que se unen a guitarras y otros sonidos digitales, detalla la compositora que contó con Noemí Basanta, de Adufeiras do Salitre y Xabier Díaz; y Carmen da Pontraja, que participa en Boubas, de Tordoia.

En cuanto a la diferencia que se marca entre bandas sonoras para videojuegos y las BSO para el audiovisual, Inés Mirás apunta que la principal máxima es “no crear fatiga auditiva. Tenemos que hacer, ‘música infinita’. Cuando alguien está jugando tarda un tiempo en pasar de un nivel a otro o le da a la pausa y se va a por un café. Entonces, tenemos que preparar una música para que quien esté jugando no se quite los cascos por saturación”.

“Para videojuegos, no puedes crear fatiga auditiva porque haces música infinita”

Inés Mirás - Compositora

decoration

El éxito de la primera entrega de “Sword of necromancer” ha hecho que el estudio catalán que lo generó esté ya trabajando en la segunda con la meta puesta en el próximo año. “Como ha ido bien, se va a mejorar la producción. Volveré a apostar por los sonidos gallegos. Me quedan siete temas por componer y después entraré en estudio. Empecé a trabajar en ella hace un año. Lo bueno en los videojuegos es que encargan muchos temas que tienen que tener una estética concreta. Es un trabajo más artesano”.

Otro videojuego para el que compuso fue “Misión Azul”, con fines educativos en una colaboración con la Universidade de Vigo para concienciar sobre el cambio climático al alumnado de Primaria.

La Doctora Mar es uno de los personajes del videojuego.  // DUVI

La Doctora Mar es uno de los personajes del videojuego "Misión Azul". / DUVI

Preguntada por cómo se adentró en el mundo de la música para videojuegos, Mirás explica que “desde pequeña, me gustaba mucho la parte creativa de la música de cómo contar historias a través de notas musicales. En el penúltimo año del Conservatorio decidí especializarme en música para imagen. Vi que la industria del videojuego me permitía una apertura de oportunidades en un sector que cada vez tiene más oportunidades. Decidí marchar a Barcelona para especializarme en bandas sonoras para videojuegos”.

Tras rematar sus estudios, la entrada en la industria fue automática. Hasta el momento, confiesa que la obra de la que más orgullosa se siente es “Sword of the necromancer”, Espada de nigromante. “Fue un proceso chulo. El estudio estaba empezando y les pareció interesante la música que hacía. Me dieron muchísima libertad y me dejaron experimentar con la musicalidad celta y de nuestra cultura”, rememora.

Reconoce que la débil industria del videojuego en Galicia no permitiría aguantar una escuela de formación en música para este sector. “Aquí haría falta más apoyo industrial y mejores condiciones laborales”, opina.

Una de las escenas del tráiler de “Sword of the necromancer”.   | // XOÁN ÁLVAREZ

Alejo Amoedo, Rosario Álvarez, Galo Martínez y Erea Carbajales, en las jornadas. / Xoán Álvarez

Otro participante en las jornadas fue Galo Martínez, cofundador del Museo do Videoxogo. Añadió: “En Galicia, tenemos como ejemplo de videojuegos con música alrededor del estilo gallego o celta ejemplos como ‘A aventura máxica de Merliño’, ‘Waylanders’ o ‘Avó’ entre otros”.

Martínez destacó también la existencia del proyecto “Música e Videoxogos” desde 2021 para poner en valor el talento artístico en los videojuegos y que empezó en unas jornadas en el MARCO con una exposición temática. Respecto al futuro de la música del videojuego con la inteligencia artificial, Martínez indicó que “distingo fórmulas nuevas a partir de algoritmos. Hay poca repetición y cada vez que juegas puede surgir algo diferente incluso con la misma pantalla”.

Suscríbete para seguir leyendo