Sólo el 15,6% de los afectados por covid persistente trabaja "en condiciones de normalidad", frente al 46% que está de baja o trabaja "con mucha dificultad", según los resultados preliminares de la encuesta de seguimiento que ha realizado la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) junto con los colectivos de pacientes. La muestra, que se ha dado a conocer este viernes en Granada en el marco del XXIX Congreso que celebra la sociedad científica, también indica que un 9,5% de los encuestados perdió su trabajo y sólo un 2,9%, ha conseguido la incapacidad permanente por esta sintomatología.

Se estima que al menos el 10% de las personas que han sufrido una infección por SARS-CoV-2 tienen covid persistente. Son personas de cualquier edad y con síntomas que persisten semanas o meses después, aparecen de nuevo o reaparecen, con una clínica polisintomática e intensa que, en gran parte de los casos, incapacita a los afectados, explican los especialistas.

Uno de los objetivos del sondeo es realizar una aproximación a la evolución de los afectados, desde el comienzo de la pandemia hasta la actualidad

La SEMG indica que uno de los objetivos del sondeo era realizar una aproximación a la evolución de los afectados, desde el comienzo de la pandemia hasta la actualidad, para disponer de nuevos datos en relación a su situación laboral, calidad de vida y red de apoyo social. Si se habla de estado de salud, de media -en una puntuación de 0 a 10-ha empeorado en unos 4 puntos, mientras que el grado de discapacidad ha aumentado en casi 6 puntos, en comparación con su situación antes de desarrollar la enfermedad.

Apoyo en el trabajo

Aunque los resultados definitivos de esta encuesta se están analizando y preparando para ser publicados próximamente en una revista científica de relevancia internacional, explica la SEMG, el primer avance ya indica ofrece otros datos sobre las consecuencias de tener covid persistente. Alrededor del 90% de los afectados empeoran con el esfuerzo físico (93,3%) y mental (87,8%). En relación con el reconocimiento y la red de apoyos, sólo el 33,4% reconoce haber tenido apoyo en el trabajo y son las familias las que más soporte han ofrecido a los enfermos (en el 71,6% de los casos).

La encuesta fue contestada entre los meses de octubre de 2022 y enero de 2023 por un total de 1.122 personas con residencia en España y que, durante ese periodo, continuaban con síntomas, especialmente con varios meses de sintomatología. De las 1.122 respuestas, 942 fueron válidas. Un dato, casi un 80% de las encuestadas eran mujeres con una edad media de 47 años, perfil que coincide con el de otras encuestas anteriores realizadas por la SEMG, precisa esta sociedad.

Médicos y pacientes denuncian que las unidades de covid persistente de los hospitales están empezando a echar el cierre

Al menos el 10% de las personas que han sufrido una infección por SARS-CoV-2 padecen secuelas del virus y todavía hoy se enfrentan a la incomprensión y el desconocimiento ante síntomas muy variados y, a veces, muy incapacitantes, recuerdan constantemente tanto los médicos como los pacientes. Recientemente -con motivo de la presentación de la 'LongCOVID App', una nueva aplicación para móviles basada en la guía clínica de atención a los afectados- desde esta misma sociedad científica se denunciaba que, pese a esa situación, las unidades multidisciplinares que nacieron para atender a los enfermos en los hospitales, están desapareciendo.

Atención sanitaria

Si se habla de atención sanitaria, la media del grado de satisfacción respecto al seguimiento no alcanza los cinco puntos sobre diez. Sin embargo, los resultados muestran que el médico de familia ha sido el profesional que más apoyo ha mostrado a los enfermos de covid persistente, seguido del internista y el psicólogo. Según la doctora Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la SEMG, estudios como este sobre la evolución de los pacientes proporcionarán "información muy valiosa" que ayudará a mejorar el abordaje de los afectados.

Porque, a día de hoy, dice una de las voces más autorizadas si se habla de covid persistente, numerosas personas siguen manteniendo algún síntoma y algún grado de afectación funcional que les impide retomar su vida previa. Por eso, considera necesario caracterizar la afectación en las distintas olas de la pandemia describiendo los síntomas, su gravedad, rango de edad de las personas afectadas, diferencias de género y repercusión funcional.

Un hombre recibe una vacuna del covid.

Todo ello, indica la médico, tiene implicaciones en la necesidad de recursos sanitarios y, por tanto, contribuirá "a revertir la situación actual de una demanda de asistencia sanitaria no resuelta satisfactoriamente con los recursos disponibles". Rodríguez Ledo, que como se ha dicho es una de las pioneras en la investigación de la enfermedad, siempre ha hablado de una dolencia con afectación multiorgánica, con más de 200 síntomas, sin un tratamiento específico, sobre la que hay que buscar más conocimiento.

Más conocimiento

Durante el congreso nacional de la SEMG se han incorporado al programa científico actividades relacionadas con la situación actual del covid persistente. Importante, señala la sociedad, para que los médicos de Familia conozcan esta nueva enfermedad y sepan cómo actuar ante los pacientes que la padecen, que llevan años acudiendo a numerosos especialistas -neurólogos, cardiólogos, traumatólogos, psiquiatras...- y aún hoy arrastran numerosos síntomas.

Desde la Red Española de Investigación en COVID Persistente (REiCOP), cuya presidenta es Pilar Rodríguez Ledo y de la que forman parte en torno a 60 entidades científicas, profesionales y asociaciones de pacientes, se están organizando actividades formativas sobre esta nueva patología para tener cada vez mayor conocimiento sobre la nueva dolencia.