Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Insua Filósofo vigués, discípulo de Gustavo Bueno, publica “Cuando España echó a andar”

“El mayor crítico de Pedro Sánchez es Pedro Sánchez un minuto después”

“Feijóo se tragó el sapo del galleguismo para presidir la Xunta de Galicia” | “Los estudios de género se inventan una realidad delirante”

Imagen de archivo de Pedro Insua en Madrid FDV

El ensayo “Cuando España echó a andar” lanza una mirada poco convencional y altamente incisiva sobre el nacimiento de la nación española. Su autor, el vigués Pedro Insua, es profesor de Filosofía y uno de los más destacados discípulos del fallecido filósofo Gustavo Bueno, el influyente pensador surgido en la Universidad de Oviedo. Miembro del consejo de redacción de las revistas “El Basilisco” y “El Catoblepas”, es asiduo colaborador de medios escritos y de programas de radio y televisión. Es autor de “1492: España contra sus fantasmas” y “El orbe a sus pies”. Insua defiende en su nueva obra que el verdadero nacimiento de la nación española “echó a andar” en el siglo XIII.

–¿Gustavo Bueno estaría en Vox?

–Bueno no estuvo en Vox (Vox se creó en 2014 y Bueno falleció en 2016). No veo por qué iba a estar ahora, si no lo estuvo entonces. Además de que su discurso resulta incompatible con Vox en muchos aspectos.

–¿En qué se diferencia su idea de España de la de Vox?

–En Vox tienen una idea, yo creo, muy asimilada con la de Sánchez Albornoz, que yo critico duramente en el libro: la idea completamente metafísica, e inmanejable históricamente, del homo hispanus. Yo soy americocastrista, en la interpretación acerca del origen de España.

–Santiago Abascal, ¿tiene futuro o el futuro lo desmontará?

–Vox creció como oposición al golpe separatista en Cataluña. El resto de sus componentes ideológicos son más bien residuales.

“’Facha’ es una pura descalificación en determinadas bocas. Para los de Podemos, respirar por la nariz es de fachas”

decoration

–¿El independentismo fragmentario se ha fragmentado y se debilita?

–Yo no lo creo. Eso forma parte de la propaganda de apaciguamiento en la que están algunos. El “independentismo” está muy implantado socialmente en determinadas regiones españolas, y su presencia va más allá de los partidos políticos. Si estos se debilitan, por su rivalidad mutua o por lo que sea, tienen base social para continuar adelante con su programa sedicioso separatista.

–¿Ondear la bandera y escuchar el himno es de fachas?

–Por supuesto que no. “Facha” es una pura descalificación, en determinadas bocas. Para los de Podemos respirar por la nariz es de fachas.

“El federalismo es un absurdo en España. Federar es unir lo que está separado, y España ya está unida”

decoration

–¿El federalismo tiene algún futuro?

–El federalismo es un absurdo en España. Federar es unir lo que está separado, y España ya está unida. Pardo Bazán ya hizo la crítica al federalismo, diciendo que lo que querían era como cortar los dedos de una mano para después volver a pegarlos con saliva.

–¿A quién va a molestar su libro?

–Ni idea. Yo no busco molestar a nadie. Yo solo pretendo probar la existencia medieval de España contra la basura nacionalseparatista, modestamente.

–¿Hubiera habido Guerra Civil se hubieran existido las redes sociales?

–Contempladas como un sustitutivo del armamento, pues igual se hubiera evitado, por aquello del refrán “perro ladrador poco mordedor”...

–¿El rey emérito tiene méritos para volver?

–Aquí se aprovechan los vicios de la monarquía para atacar a España, pero España no es la monarquía.

Pedro Insua

Pedro Insua NINES MÍNGUEZ

–Covadonga, ¿cuna de la España imperial?

–No. Retrospectivamente pues sí puede verse como tal. Pero así, in recto, creo que es un exceso. La España imperial surge con América. Es América la que hizo a España.

–¿Tiene un pase apropiarse de la Reconquista no como proceso histórico sino como modo ideológico españolista?

–Yo es que creo que la Reconquista es un concepto muy insuficiente para expresar el significado histórico de España. España empieza cuando termina la Reconquista, y no cuando se inicia. Es el desbordamiento del “señorío de Rodrigo”, y no su restauración, lo que marca el inicio de España como nación.

–Oviedo –fundada por Alfonso II como la “nueva Toledo”, que a su vez se fundó como la “nueva Roma”– fue el primer centro imperialista. ¿Debería reivindicarlo?

–Sí, esta es la tesis que más subraya Bueno en España frente a Europa. Es verdad que el imperio es la forma unitaria medieval de España –es la tesis también de Maravall–. Ante la existencia de una pluralidad de reinos, el imperio es lo que salva la unidad.

–¿Pelayo tendría hoy carné de partido?

–Pelayo fue colaboracionista con el Islam, al principio, lo que indica que la respuesta cristiana no fue inmediata ni una especie de acción-reacción providencialista.

“El catalanismo es una visión deformada de los catalanes”

decoration

–¿Catalanes igual a catalanismo?

–No, claro. El catalanismo es una visión deformada de los catalanes.

–¿La defensa de la sanidad pública es partidista o tiene una base más amplia?

–Yo creo que tiene una base más amplia, a pesar de que existen algunas facciones que creen tener el monopolio de su defensa, de la defensa de lo público en general. Aunque es curioso que, sin embargo, esos mismos a los que se les llena la boca de “lo público” después son cómplices de aquellos que quieren fragmentar lo más público y común que hay en España, que es el territorio.

–En Alemania, Francia o Italia no exigen un idioma regional para trabajar. ¿Qué le sugiere el contraste con España?

–Me sugiere que la pregnancia del nacional-separatismo en España es mayor, para nuestra desgracia.

–Hacer cooficial la lengua asturiana sería…

–Un disparate, como lo es la oficialidad del gallego, del catalán y del euskera.

–¿A quién produce pesadillas Isabel Díaz Ayuso?

–Pues, la verdad, no sé si estas pesadillas, de producirse, se producen más dentro que fuera de su partido.

–¿Feijóo, aprueba o suspende?

–Feijóo lleva en su mochila, tras su largo mandato como presidente de la Junta de Galicia, no rectificar el nacional-autonomismo que ha cultivado –y aún cultiva– el PP en algunas autonomías. Feijóo se ha tragado el sapo del galleguismo y con ese sapo ha presidido la Junta de Galicia. Por ejemplo, resulta que, se esté hablando en español o en gallego, oficialmente no se puede decir Orense o La Coruña. La desaparición del español del ámbito oficial y administrativo en Galicia es un hecho que inició Fraga, y ha consagrado Feijóo.

–Pedro Sánchez, ¿le compraría un coche usado?

–El mayor crítico de Pedro Sánchez es Pedro Sánchez un minuto después.

–¿Sí es sí será un no es no electoral para el PSOE?

–El PSOE tiene una base electoral extraordinaria. Ha conseguido que le vote el que “no se mete en política”. Ya decía Franco, a no sé quién, “haga como yo, no se meta en política”.

–¿El feminismo y la ideología de género son cosas distintas?

–Sí, totalmente. Los “estudios de género” (gender theory) es una impostura intelectual completa, que trata de inventarse una nueva realidad, asociada al género, completamente delirante. El feminismo es una reivindicación política que tuvo por resultado la incorporación de la mujer a la vida política a pie de igualdad con el varón.

–Ley trans, ¿qué traerá?

–Por lo pronto una falsedad en su misma formulación. No es posible “trasicionar”. El sexo no es producto de una decisión arbitraria o acordada, sino que viene determinada por Natura. No sale del ámbito del nomos, sino de la physis –por decirlo en términos clásicos–, y no se puede decidir. El varón insemina y la mujer engendra, y ello no es discutible ni decidible.

–Podemos, ¿a qué juega?

–Podemos juega, en efecto. Es una enfermedad infantil en el comunismo.

–¿Ciudadanos, RIP?

–Sí, no supieron posicionarse ante Vox, y quedaron aplastados en tierra de nadie, como voz que clama en el desierto, entre el PP y Vox. Les faltó cintura y tensión dialéctica. Si hubieran reivindicado el jacobinismo, que va implícito –o pudiera ir– en su nombre, quizás hubieran sobrevivido. RIP.

–Ucrania, un año después...

–Sobre Putin y la guerra de Ucrania casi prefiero abstenerme, porque mi postura no pasa del socratismo. Es un modo fino de decir que no tengo ni idea, aunque también de decir que otros tampoco la tienen, pero hablan.

Compartir el artículo

stats