Sanidad abre el segundo refuerzo contra el COVID a los menores de 60 años que lo pidan

La Comisión de Salud Pública aprueba también recomendar la vacuna pediátrica, hasta ahora para niños de entre 5 y 11 años, a los de entre 6 y 59 meses con condiciones de riesgo

Un treintañero se hace un selfi mientras se vacuna contra el COVID, en enero de este año.

Un treintañero se hace un selfi mientras se vacuna contra el COVID, en enero de este año. / MARTA G. BREA

R.L.

La Comisión de Salud Pública, en la que están representados el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, considera que no existe contraindicación para que los menores de 60 años sin factores de riesgo puedan ponerse la segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19, por lo que ha abierto este proceso de vacunación a aquellas personas que la pidan por razones administrativas u otros motivos, y siempre que no existan contraindicaciones médicas.

Así lo acordó la Comisión de Salud Pública en su reunión de ayer, en la que también aprobó recomendar la vacuna pediátrica –que hasta ahora se destinaba a niños de entre 5 y 11 años– a aquellos de entre 6 y 59 meses que tengan condiciones de riesgo, según informó el Ministerio de Sanidad.

Con esta nueva actualización del plan de vacunación, las personas de menos de 60 años que quieran ponerse el segundo refuerzo, que hasta ahora se administraba solo para los mayores de esa edad, podrán ponérsela por los motivos que sean, como por ejemplo viajes, trabajo o convivir con personas en condiciones de riesgo.

Los directores generales de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y de las comunidades consideran que no existe contraindicación alguna para que la reciban. Además, hay disponibilidad suficiente de vacunas: según anunció el pasado verano la ministra Carolina Darias, España formalizó la compra de 44 millones de dosis adaptadas a la variante ómicron. Se trata de vacunas bivalentes, que incluyen tanto la cepa original del virus como las subvariantes BA.4 y BA.5, hasta ahora dominantes en España.

Sin embargo, el mensaje principal de la Comisión de Salud Pública se centró en los grupos de riesgo, a los que volvió a llamar a inyectarse la cuarta dosis. Son las personas más vulnerables, como los mayores de 60 años, las personas que viven en residencias, menores de 60 años con factores de riesgo e inmunosupresión y el personal sanitario.

Según los últimos datos de Sanidad, poco más del 55% de la población se ha puesto el primer refuerzo contra la COVID, mientras que la segunda se la ha pinchado la mitad de los mayores de 60, esto es, 6,1 millones de personas.

La Comisión de Salud Pública reiteró, asimismo, el llamamiento para recibir la primera dosis de vacuna o completar la pauta de vacunación.

Galicia lidera las cifras de vacunación

En Galicia, la segunda dosis de refuerzo contra el coronavirus fue administrada en grandes recintos de vacunación a cerca de 116.000 personas. Esta cifra debe añadirse a las más de 20.000 personas usuarias de los centros sociosanitarios que fueron vacunadas al inicio de la campaña.

La comunidad gallega sigue liderando las cifras de vacunación, también en esta campaña de otoño para mayores de 60. Así, lidera el porcentaje de vacunadas en los tres tramos de edad, tanto en los mayores de 80 años (85,48%, por 69,68% de la media nacional); de 70 a 79 años (79,45% frente a 56,08%) y de 60 a 69 años (69,92%, casi el doble del 35,13% de la media nacional).