Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo y Cangas, en la carrera al Goya

Su huella está el filme de animación “Unicorn wars”, el corto animado “Amanece la noche más larga” y en el guion de la película de ficción “Un año, una noche” que recuerda el atentado yihadista en la Bataclan de París

Fran Araújo, guionista, en el Primavera de Cine de Vigo. FdV

Dentro de las diez candidaturas del cine gallego a los premios Goya, una parte importante de los finalistas tiene su raíz en Vigo y Cangas aunque trabajan fuera de la comunidad. Se trata de los olívicos Fran Araújo, que opta al mejor guion con “Un año, una noche”; y los directores Lorena Ares y Carlos Fernández con “Amanece la noche más larga” que aspiran a lograr el galardón a mejor corto de animación; y el cangués Khris Cembe, director de animación de “Unicorn Wars”, que dirige el coruñés Alberto Vázquez, y que anhela hacerse con la distinción de mejor largometraje de animación.

En el caso de Fran Araújo, este es un peso pesado del cine en España. De su imaginario y trabajo han salido buena parte de las series más destacadas de los últimos años. Ha sido uno de los guionistas de “Hierro”, ahora de “Rapa”; también productor ejecutivo de “Apagón”, “Fácil”, “Paraíso”, “La Unidad”, “Todos mienten”, “Dime quién soy”, “Antidisturbios”, “El embarcadero”, “Skam”, “Instinto”, “Arde Madrid”...

Y de otras tantas ha sido guionista, incluida la película “El rayo” (premiada en el Festival Primavera de Cine de Vigo), que también dirigió, y que en 2015 logró ocho candidaturas a los Goya por su historia del marroquí Hassan que resuelve regresar al hogar invirtiendo todos sus ahorros en un tractor.

Araújo espera ganar un Goya con el largometraje de ficción “Un año, una noche”. La película se pudo ver meses atrás en el Festival de Berlín así como en el de San Sebastián. “Fue en la sección ‘Perlas’ que recoge las mejores películas de otros festivales”, explicaba Araújo en una entrevista concedida a FARO en septiembre.

Entonces, detallaba que la película había nacido como una idea del gallego Ramón Campos, de Bambú, “que hace el encargo a Isaki Lacuesta y por añadido a nosotros para hacer una adaptación del libro Paz, amor y death metal que es una obra que cuenta la historia real de Ramón y María, una pareja que estuvo en Bataclan”, la noche del atentado yihadista el 13 de noviembre de 2015 en París que se saldó con 80 muertos previamente secuestrados en el local de conciertos y los tres atacantes.

“Nos pusimos –recuerda Araújo– en contacto con los autores del libro, y con lo que aparecía en él y las experiencias que nos fueron contando llegamos a esta historia de un español en el atentado de la Bataclan”.

Señala que es “una historia íntima de dos personas que viven un evento traumático y cómo reconstruyen su vida a partir de esa situación donde cada uno lo vive de una manera muy diferente y lo procesa de manera muy diferente”.

En su caso, no tenía ni familia ni amistades en la capital gala por los que temiese, aún así, recuerda que vivió el percance “con intensidad”.

Otros dos vigueses que podrán seguir la gala de entrega de Goyas desde las butacas por ser finalistas el 11 de febrero de 2023 serán Lorena Ares y Carlos Fernández, con más de 20 años en la profesión.

C.F. Los vigueses Lorena Ares y Carlos Fernández de Vigo.

Su corto “Amanece la noche más larga” presenta un momento en el que Guerra, Peste, Hambre y Muerte conversan con una reflexión sobre el mundo de los humanos, así como sobre su futuro. Guerra señala que “se avecinan tiempos oscuros en una lucha por los recursos”.

La peculiaridad de esta obra reside en la propia historia, su invitación a pensar por nosotros mismos el devenir histórico en el que nos encontramos, pero también en la animación propiamente dicha y su plasticidad artística, ya que semeja un cuadro al óleo animado con reminiscencias a las pinturas negras de Goya o las iluminaciones de Turner.

Esa textura acompaña al pequeño filme de principio a fin. “Ha sido una realización muy compleja y muy artesanal”, señala a FARO Fernández de Vigo. “Un equipo de ilustradores estuvieron pintando fotograma a fotograma para dar esa sensación. Ha sido un trabajo meticuloso de muchos meses”, agrega.

Aclara que “todo esto se escribió mucho antes del COVID y la guerra de Ucrania. De alguna manera, las meigas gallegas que llevamos dentro nos susurraban lo que se avecinaba. Todo el equipo íbamos quedando impresionados a medida que iban pasando cosas en estos últimos años como el problema de suministro de gas natural, la pandemia, la guerra...”.

Estos dos vigueses –que trabajaron en “Memorias de un hombre en pijama”, que estuvo nominado al Goya– han realizado esta obra con Pamplona contando con un equipo distribuido por diferentes comunidades, entre ellas, Galicia.

“Nosotros llevamos unos 11 años trabajando juntos. Estábamos en Santiago y fuimos a Cataluña a hacer un par de películas. Terminado eso, nos propusieron desde Pamplona trabajar aquí. Eso fue hace cinco años. Aquí hay una estrategia desde el gobierno foral de impulsar el cine, la animación, el videojuego. Pero llevamos dos años buscando la manera de volver a trabajar desde Galicia”, explica Fernández. “Queremos sumarnos a empresas de allí para devolver a Galicia la calidad de la animación que tuvo años atrás”, añade.

El sur gallego también tendrá representación en los Goya con el cangués Khris Cembe, director de animación de “Unicorn Wars” y que en 2019 fue finalista al mejor corto de animación en los Goya con “Soy una tumba”.

Khris Cembe ha trabajado en “Unicorn Wars”. K.C.

Con 39 años de edad, recuerda a FARO que “Unicorn Wars” fue un trabajo de cinco años. “Estamos superfelices con la nominación. Es fantástico”, indicó para señalar que la realización del filme “fue un proceso de trabajo bastante fluido. Yo trabajo mano a mano con Alberto Vázquez (el director de la película). Estuve con él desde el principio del filme y no tuvimos impedimentos creativos. Lo más difícil fue conseguir la financiación. Tuvimos que esperar bastante tiempo por ella”. Este comentario sorprende, ya que Vázquez y Cembe atesoran varios premios Goya por sus piezas “Birdboy”, “Decorado” y “Psiconautas”.

“Lo que más me impresiona, prosigue, es que la animación para adultos siga teniendo estigma en la sociedad. Va a ser difícil integrar en la sociedad que la animación es cine igualmente. La que va dirigida para adultos no se consume en cines y, por eso, a los productores les cuesta lograr financiación”, lamenta el creador morracense, que prepara una película suya: “Matanza”.

Compartir el artículo

stats