Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

España vaciada

La orden que rige la sanidad rural, inmóvil frente a los cambios en la demografía

El Movimiento en Defensa de la Sanidad regresa a Monumenta el sábado, en la víspera de los 1.000 días con el consultorio cerrado

Imagen de archivo de las protestas en Sayago, una de las comarcas con mayor movilización social. J. S.

Los últimos datos demográficos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ratifican a Zamora como la provincia española más castigada por la crisis demográfica, un hecho que el sistema de salud no ha sabido atajar de manera eficaz, según han denunciado desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública en Zamora (MDSP), que señala a una normativa que permanece inalterable desde hace décadas como el principal problema del actual sistema de salud.

El funcionamiento de los servicios de atención primaria en Zamora se rige por una orden autonómica de 1991, cuando la realidad demográfica de la provincia era muy diferente a la actual, en especial en el medio rural. Es precisamente ahí donde a día de hoy se concentra la población “más vulnerable” de Zamora, según describe Jerónimo Cantuche, uno de los portavoces del Movimiento por la Sanidad: “Después de treinta años con la orden hay que adaptarla a la evolución demográfica de la provincia, para atender a esos ancianos que viven en pueblos y que tienen multipatologías, que necesitan una atención diferente a la que necesita una persona de mediana edad”, continúa sobre la necesidad de diseñar un modelo de atención “social” que represente una “respuesta real al envejecimiento”.

Como clave de la asistencia, además de los médicos de atención primaria, desde el Movimiento señalan a otros especialistas como parte esencial de la solución, como es el caso de los trabajadores sociales, los fisioterapeutas y los psicólogos clínicos para responder a las necesidades de una población “tan vulnerable” como longeva, que acarrea patologías crónicas y que cada vez ve mayores problemas de accesibilidad a los servicios, en gran parte por la obligatoriedad de la cita previa o el desplazamiento a otros lugares: “pedimos que no se les abandone como ha pasado en Monumenta”.

Mayor, rural y con multipatología

Estas reivindicaciones llegan tan solo unos días antes de que el consultorio de la localidad de Monumenta cumpla 1.000 días cerrado, donde gracias a las manifestaciones se consiguió “una modificación de la orden” que permitiera disponer de médico presencial a pesar de que la localidad tiene menos de 50 cartillas sanitarias. Aún así desde el Movimiento denuncian que en lo que a ellos les consta los vecinos “tienen que desplazarse al municipio de Luelmo” para recibir la asistencia presencial. Desde entonces, solo se ha prestado el servicio de médico de familia 11 veces en Monumenta.

Esto es así porque en los municipios con menos de 50 cartillas sanitarias no se concibe la asistencia presencial, según la orden de 1991, que en opinión del representante del Movimiento “no se adapta a los criterios sociales de Zamora, se hizo hace tres décadas, ahora es otra la situación demográfica y social y esta orden debe adaptarse”. Los cambios que atestiguan desde la plataforma comprenden una población media mucho más envejecida y que además ha disminuido mucho: justo los mismos motivos por los que “no hay que dejar de prestar atención a esta población”.

Sobre el estado de la Sanidad en la provincia, desde el Movimiento explican que dentro de la “precariedad”, las rachas “van por épocas, ahora faltan 38 médicos en la provincia”, y afirman que se ha mejorado en comparación con momentos en los que había una carencia de 80 médicos. Como mejor ejemplo de estas oleadas permanece el caso de Sanabria y Carballeda, con solo el servicio de urgencias disponible durante este verano.

La pediatría, un paso adelante

Las manifestaciones en defensa de la sanidad pública que han llenado las plazas durante meses sí han conseguido pequeñas conquistas, según reflexionan desde la plataforma. En el caso de la pediatría en los consultorios rurales se ha pasado “de la nada a que sí haya médicos”, explica Cantuche.

En la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2019 se adjudicaron 8 plazas de pediatría en Zamora “después de las movilizaciones en la zona de Toro, Campos-Lampreana, La Guareña, Corrales”, ha enumerado el portavoz sobre “todos los sitios en los que faltaban pediatras”. En total, se han incorporado siete especialistas, que son “pediatras de área”.

A pesar del paso hacia adelante, desde la plataforma aseguran que aún hay camino por recorrer, ya que actualmente estos pediatras “solo cubren la atención al niño sano, como las revisiones, por ello pedimos que en los pueblos los pediatras tengan la función de atención al niño enfermo, la consejería debe crear las plazas de pediatría en las mismas condiciones que las que tienen los niños que viven en grandes poblaciones como Zamora ciudad”.

Compartir el artículo

stats