Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Europa rechaza rebajar la protección del lobo ya que "su situación sigue siendo desfavorable"

El Gobierno de la UE, contra lo que decidió la Eurocámara, votará "no" a modificar el estatus de la especie en la reunión del Convenio de Berna

Agricultores y ganaderos se manifiestan frente a la sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para protestar por la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE) Jesús Hellín / EP

"La propuesta de rebajar el régimen de protección del lobo en Europa no está justificada desde el punto de vista científico y de la conservación". Esta contundente frase, incluida en un informe al que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, del grupo Prensa Ibérica, deja a las claras la posición que la Unión Europea defenderá el próximo jueves, 1 de diciembre, en la 42.ª reunión del Convenio para la conservación de la vida silvestre y los hábitats en Europa (conocido popularmente como Convenio de Berna), que se celebrará en Estrasburgo. Esta decisión convierte en papel mojado la resolución aprobada por mayoría hace unos días en el Parlamento Europeo instando a la Comisión Europea a revisar el estatus de protección del lobo en aquellos lugares en los que su estado de conservación esté declarado como favorable, lo que no ocurre en la actualidad en el caso de España.

La frase aparece en el informe elaborado por el Consejo de la Unión Europea, encargado de representar a los Gobiernos de los Estados miembros, adoptar la legislación europea y coordinar las políticas de la UE, e integrado por los ministros de cada país, en función del asunto a tratar. En el caso de la reunión del jueves, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, o la persona en quien delegue.

El informe del Consejo de la Unión Europea es rotundo. Rechaza de plano la propuesta de rebajar el nivel de protección del lobo, propuesta por el Gobierno de Suiza, que no pertenece a la Unión Europea pero sí ha suscrito el Convenio de Berna. Es la segunda vez que el país helvético presenta esta propuesta, aunque la primera, en 2018, ni siquiera se llegó a votar.

El informe que detalla la posición que mantendrá la Unión Europea el jueves señala que no existe motivo alguno para que el lobo pase de ser una especie de fauna "estrictamente protegida" a simplemente "protegida", como reclama Suiza. La decisión del Consejo de la Unión se basa en los últimos estudios científicos disponibles, que apuntan que de las nueve poblaciones principalmente transfronterizas de lobos de la Unión Europea y sus países vecinos, "solo tres están clasificadas como de ‘preocupación menor’, mientras que seis son ‘vulnerables’ o están ‘casi amenazadas’". En el caso de la península Ibérica el estado de conservación del lobo es "desfavorable-inadecuado", según la UE.

"Si bien las tendencias de la población y el área de distribución están mejorando en general, lo cual demuestra que la especie está recolonizando zonas de su área de distribución histórica, todavía no ha alcanzado un estado de conservación favorable en la mayoría de los Estados miembros y regiones biogeográficas. La especie sigue siendo objeto de amenazas y presiones significativas, en particular altos niveles de mortalidad inducida por el ser humano, concretamente por la caza furtiva", recoge el documento.

La UE, no obstante, reconoce "plenamente" los "desafíos que representa la coexistencia entre las personas y los lobos surgidos a raíz de la recuperación de estos en número y área de distribución", señala el texto. Según el Consejo de la Unión Europea, esos desafíos requieren de "una vigilancia y un continuo seguimiento de la situación". Anuncia que tendrá en cuenta las conclusiones del seguimiento en la próxima reunión de su comité permanente. "De todas formas, en este momento y habida cuenta de las informaciones expuestas anteriormente, la propuesta de Suiza de rebajar el régimen de protección del lobo en Europa no está justificada desde el punto de vista científico y de la conservación", insiste.

La petición tampoco se ajusta "al actual régimen de protección jurídico de las especies concedido en la Directiva sobre Hábitats", porque no se ha logrado el objetivo principal, tanto del Convenio de Berna como de la Directiva sobre Hábitats, la de "garantizar la recuperación y la conservación de la especie en un estado de conservación favorable". Por lo que "el régimen de protección jurídica estricta parece necesario para apoyar los esfuerzos de eliminar las principales amenazas a la especie", resalta el Consejo de la Unión Europea. Asimismo, pide "reforzar la cooperación internacional entre las partes que comparten poblaciones transfronterizas de lobos".

Compartir el artículo

stats