La alta participación en el Foro de Educación de FARO DE VIGO670 inscritos presencialmente y cerca de 200 vía online– demostraron el éxito de esta iniciativa que fue seguida por gente de ultramar, de países como México, Colombia o Chile. Pero el éxito también tuvo su evidencia en la calidad de las ponencias y la satisfacción de las personas asistentes que, en general, presentaron múltiples preguntas al remate de cada charla.

Si hay una voz que se escuchó con especial cariño en los turnos de preguntas, esa fue la de una jovencísima profesora de rizos rubios que tras oír a El Hematocrítico agradeció su conferencia para confesar al Auditorio Mar de Vigo que había cumplido su primera semana como profesora. La ovación fue espontánea y total; y los aplausos se repitieron en otros momentos de la interlocución de la joven que confesó “ser feliz” en el colegio con su clase mostrando entusiasmo y cariño por su trabajo. Hubo en ese momento una conexión transparente en el aire como si cientos de personas en ese momento volviesen al pasado y recordaran la alegría de ver su sueño cumplido: ser profesoras.

El Hematocrítico, por su parte, recogió las palabras para advertirla de ciertos riesgos: que se aprovecharan de su pasión para endosarle mil y una tareas. La joven reconoció entre risas que, por decisión propia, ya había comenzado a adscribirse a servicios a mayores de las clases, lo que fue recibido con más risas empáticas desde las butacas.

Otras profesoras aprovecharon los turnos de preguntas para confesar sentir “ansiedad”. “Es algo que está ahí, que tengo, que tenemos, pero de lo que no se habla”, confesó una maestra. Las cabezas, en silencio, asintieron mientras a lo largo del sábado diferentes conferenciantes animaron a coger la sartén por el mango: dar el paso de hablar con los equipos directivos para pedir cambiar cosas en la organización de los centros o dar una zancada y postular una alternativa para un nuevo equipo directivo. Ya se sabe que las revoluciones cuestan pero alguien debe comenzarlas.

Las charlas sirvieron también para poner en el centro a los escolares, a la necesidad de prestarles más atención, de escucharlos y ayudarlos. A este respecto, Manu Velasco propuso “guisar” la educación a “fuego lento” primando la ternura, el interés y el cariño, haciendo menos pero disfrutándolo más.

Tanto Velasco como Couso y El Hematocrítico y Rial Boubeta más García Caballero dejaron claro que una de las principales amenazas del sistema educativo actual llega desde el mal uso de las tecnologías, en especial de los móviles. Desde las butacas, se percibió cómo el profesorado y las personas dededicadas a tareas relacionadas con la educación o el tratamiento de menores son conscientes de los riesgos ya reales de la falta de límites y de identificar el uso del móvil como un “chupete emocional”. Y en ello, por supuesto, las familias tienen un papel clave: la media de edad de acceso a un móvil propio se sitúa en los diez años y medio. Un porcentaje muy elevado de niños se va a la cama con el móvil con ‘banda ancha’ para entrar en la web que quiera de internet.

Muchos asistentes calificaron como “brutal” la conferencia inaugural de Rial Boubeta y García Caballero sobre adicciones, salud mental, adolescencia y mundo digital. Sus números y reflexiones evidenciaron que sí, que tenemos un problema por el acceso tan temprano y sin límites de los menores a los móviles. Se están disparando en edades tempranas la dependencia de esta tecnología, la ludopatía, el acceso al porno como agente principal en la educación afectiva-sexual, el acoso en las aulas y fuera, la agresividad por el uso desmedido de videojuegos violentos. La revolución para parar esto debe ya empezar desde las casas, urgieron.

Canarias toma nota de Vigo y replicará el evento

El ayuntamiento canario de San Bartolomé de Tirajana en Las Palmas tendrá su propio foro de educación y con motivo de tomar nota de la organización y rastrillar ideas una delegación canaria se desplazó a Vigo para asistir al Foro de Educación de FARO. La delegación estaba formada por Juliana Honorato, asesora de innovación educativa; y Clari Martel, concejala de Educacón de San Bartolomé. La edil explicó que “soy educadora infantil desde hace más de 30 años. Ahora vi la oportunidad de llevar allí esta iniciativa que llevo tanto tiempo deseando tener en mi tierra. Es el espacio ideal para compartir experiencias, sabiduría. Es muy enriquecedor”. Aunque el programa está cerrado, hablaron con algunos de los ponentes de Vigo para llevarlos a un segundo foro u ofrecer talleres.