Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

National Geographic se rinde a los furanchos y su “perfección” culinaria

Su última entrega con Traveller para el público inglés está dedicada al verano español | Da cuenta de los manjares del Chipirón y Cadaval así como de la web furancheiro.com

Carlos López de furancheiro.com. Cedida

La buena fama culinaria de los furanchos ya esprinta por Reino Unido gracias a la última entrega de la revista National Geographic Traveller protagonizada por la comida que se saborea en el verano español. La reportera Jessica Vincent y el fotógrafo Ben Roberts han plasmado en tres páginas su recorrido por Galicia en busca de furanchos con el fin de explicar qué supone comer en uno de estos lugares.

Bajo el título “Dine out in Galicia´s unofficial restaurants” (Cenar fuera en los restaurantes no oficiales de Galicia), la revista en su entrega para el público británico señala en la entradilla que “durante unos pocos meses al año, los pequeños cosecheros de vino abren sus hogares a los visitantes para servir platos locales y su bebida”.

A lo largo del reportaje, describe su visita a los furanchos Chipirón, de Mos; y Cadaval, en Redondela, si bien no hace mención expresa de los municipios pero sí que se ubican en las Rías Baixas.

For a few months each year, winemakers in Galicia open their homes to visitors, serving local dishes — and their own...

Posted by National Geographic Traveller UK on Thursday, August 4, 2022

En la información, destacan que se bebe en “cuncas”; que la camarera o camarero pregunta qué quieren sin haber visto el menú, que los furanchos tienen sus raíces profundas en la época medieval, que en ellos se venden los excedentes de vino de la cosecha anual y que también se les conoce como “loureiros”. Por supuesto, informa de que en 2012 el Gobierno tuvo que regularlos ante las “presiones” de los restaurantes.

Sobre el furancho Chipirón, la premiada periodista de viajes y escritora Jessican Vincent resalta qué es el chipirón, que el plato se sirve con patatas cocidas y ajo frito crujiente. También da cuenta de que pide raxo –descrito como “lomo recubierto por un preparado ligeramente picado marinado con ajo y pimentón”– del que señala: “Está cocinado a la perfección”.

Reproducción de la portada de Traveller. N. G.

Para explicar por qué la gente acude a los furanchos, incluye varias opiniones de comensales que destacan que la comida sabe como la de casa o cómo en ellos experimentan un sentir comunitario.

Por supuesto, incluye un pequeño encuentro con Pablo López, gerente de furancheiro.com y su mujer, Rebeca. El propio Pablo había adelantado a FARO al final de la primavera que National Geographic preparaba este reportaje.

López resalta que “a reportaxe está moi ben. Era unha persoa que non coñecía nin Galicia nin os furanchos e sintetizou todo moi ben. Pasamos un día enteiro con eles”.

En cuanto a si puede impulsar más el turismo como gancho, opina que “ninguén se move por unha única cousa. Ninguén vai vir só por ler dos furanchos pero se a isto lle sumas o que temos, a cultura, as praias e gastronomía... é un atractivo máis”.

Reproducción de la primera página del reportaje. N. G.

Lo que sí es seguro es que aquellos que lean o hayan leído la información y vengan a territorio gallego preguntarán por la “tetilla” , los furanchos e incluirán a su diccionario la palabra “enxebre”, también apuntada, y descrita como “algo que preserva la tradición”.

Compartir el artículo

stats