Más denuncias por pinchazos en la provincia de Pontevedra. Tras los casos de Nigrán y de Cambados, la Guardia Civil registró dos más en Salvaterra do Miño, donde este fin de semana se celebró un festival de música. E igual que en los anteriores, según confirmaron las fuentes consultadas, los análisis no detectaron restos de sustancias tóxicas indicadoras de sumisión química en las víctimas ni los ataques denunciados vinieron acompañados de robos ni de agresiones sexuales.

La provincia de Pontevedra ya acumula al menos cinco denuncias desde la pasada semana. Y los casos se siguen sucediendo también en el resto del territorio nacional. Precisamente este fin de semana la Policía Local de La Ràpita, en Tarragona, identificó por primera vez en España al presunto autor de un pinchazo a una joven en un local de ocio nocturno. Los agentes no encontraron en el sospechoso ninguna jeringuilla y las pruebas descartaron la presencia de sustancia alguna en el cuerpo de la mujer. A raíz de esta intervención, se abrirá una investigación.

En la provincia de Pontevedra las denuncias de Salvaterra, formalizadas el domingo y ayer lunes, son las últimas tras los casos de la Festa do Albariño de Cambados o el que hubo en Nigrán en un concierto en Praia América.

Por el momento, el juzgado de guardia de Vigo todavía no abrió procedimientos derivado de pinchazos ni, hasta media mañana de ayer, se había derivado ninguno a la sede del Imelga, cuyos forenses ya se coordinaron con el Hospital Álvaro Cunqueiro para establecer un protocolo de urgencia para la realización de pruebas de sangre y orina a las víctimas.

En Salvaterra este fin de semana se celebró un festival de música electrónica.