Bueu cerró ayer tres días de festival SonRías, de música urbana, de rap y de raíz, y lo hizo a lo grande, con el tirón del trío de pandereteiras Tanxugueiras y con La M.O.D.A. como cabezas de un cartel que incluía también a Arnau Griso. Con el dúo todos corearon ese “primer día de vacaciones, una siesta ilimitada, rascarse los cojones, disfrutrar haciendo nada...”Lo completaban Balkan Paradise Orchestra, Eskorzo, Sara Hebe y Suu, con los que el festival tenía previsto prolongar las actuaciones, sobre los dos escenarios Xacobeo y Turismo Rías Baixas,en el recinto multiusos de A Estacada hasta pasadas las tres de la madrugada.

Mucho público acudió a Bueu atraído por las Tanxugueiras, cuyo salto a la fama está ligado al Benidorm Fest, cuando su tema “Terra” fue uno de los más votados para representar a España en Eurovisión revolucionando la música tradicional gallega, mezclada con ritmos urbanos más próximos al trap o a la música electrónica. Bueu es para ellas como regresar a casa. La promotora del festival, la empresa local PlayPlan Cultural, es al mismo tiempo la agencia de representación de este trío formado por Sabela Maneiro, Aida Tarrío y Olaia Maneiro para las que ayer se reservó una sorpresa con la entrega del “Single de Oro” por “Terra”, otorgado por GFK e Promusicae al superar, ya a finales del pasado mes de febrero, más de 30.000 copias vendidas. Eso se traduce, aproximadamente, en más de 12 millones y medio de reproducciones en plataformas digitales. La discográfica Calaverita Records y PlayPlan quisieron sorprenderlas con esta entrega sobre el escenario de “su casa”, como señaló el codirector del festival, Jordi Lauren. Durante muchas ediciones del SonRías, ellas acudieron como públicoy ayer lo volvieron a hacer sobre el escenario para presentar su nuevo trabajo “Diluvio”, con un directo lleno de potencia y tradición.

Por su parte La M.O.D.A. regresó al SonRías, tras un aclamado directo el año pasado, para presentar su trabajo discográfico más reciente “Nuevo cancionero burgalés”, armados con acordeón, saxo, amndolina y clarinete.

La ultima jornada del Son Rías Baixas también incluyó una sesión vermú en el recinto de A Estacada, que fue visitado por la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y el alcalde de Bueu, Félix Juncal. La sesión vermú estuvo amenizada por el proyecto musical La Duendeneta, la discoteca móvil vintage comandanda por Carlos Crespo; y también actuó Grande Amore, artista gallego con gran capacidad para generar un universo festivo en torno al pop, rock&roll y tecno de los 80.