Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia se dispara 139 puntos pero Darias descarta la mascarilla obligatoria

Diez comunidades rebasan el 5% de ocupación COVID en uci, lejos aún del 23% del pico de ómicron de enero | Comesaña llama a “extremar las precauciones” y a vacunarse

Carolina Darias, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros Chema Moya

La séptima ola sigue avanzando en España. El dato de incidencia a 14 días publicado ayer por el Ministerio de Sanidad, 1.135 casos por 100.000 habitantes en mayores de 60 años, supone un salto de 139 puntos sobre el reportado el pasado viernes, cuatro días en los que la cifra oficial de fallecidos ha aumentado en 148 hasta los 108.259. Los datos de incidencia a 7 días indican una tendencia al alza a corto plazo en todas las comunidades, salvo Baleares, y la hospitalización también aumenta: diez autonomías rebasan el 5% de ocupación COVID en uci, aunque lejos del 23,94% del pico de la sexta ola –con la ómicron original– alcanzado el 24 de enero. Hay actualmente 11.586 pacientes de coronavirus en los hospitales españoles, mientras que en el pico de la sexta onda había 19.617.

Ante el incremento de casos, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, reconoció ayer que la tendencia continuará, pero se limitó a volver a recomendar a las personas vulnerables que se pongan mascarilla. De esta forma, Darias descartó volver a la obligatoriedad de esta medida en interiores. En su lugar, aconsejó a toda la población que aplique el “sentido común en interiores con mucha gente”, sin especificar en qué consiste.

Tras aludir a la expansión de las subvariantes ómicron BA.4 y BA.5, dominantes en más del 85% en algunas comunidades, entre ellas Galicia, dijo que “todo parece confirmar” que continuará el incremento de contagios. Aludió a Portugal, donde –opinó– el incremento de contagios no se tradujo en una mayor gravedad de los casos. Una afirmación engañosa, ya que, aunque fuera cierta, no hace falta que una variante produzca enfermedad más grave para incremenmentar las hospitalizaciones y las muertes, basta que sea más contagiosa. Así ocurrió en Portugal, donde BA.4 y BA.5 se hicieron dominantes a principios de junio y provocaron que el país vecino liderase las tasas de mortalidad COVID en Europa.

En su comparecencia tras el Consejo de Ministros, Darias dijo también que los indicadores de ocupación hospitalaria se mantienen estables en torno al 7,8% y los de las ucis, alrededor del 5 o 6%, siendo “los más bajos desde que comenzó la COVID”. Una afirmación falsa, ya que cuando terminó el primer estado de alarma, el 21 de junio de 2020, las ucis de toda España estaban prácticamente vacías. En Galicia había 11 hace un año pacientes en uci y hoy se registran 30, casi el triple.

Ante la evolución en Galicia, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, pidió a la población que “extreme las precauciones” tras “unas semanas de relajación” que “genera lo que genera” –dijo–. Se refirió así al incremento de hospitalizados, que alcanzan ya los 836 en Galicia, una cifra que no se veía desde febrero de 2021, aunque entonces había cinco veces más pacientes en uci.

incidencia covid Hugo Barreiro

Comesaña pidió un “esfuerzo a los ciudadanos” y que “quien tenga síntomas tome las precauciones básicas”. Recordó que Galicia –con el 94,15% de la población con la pauta completa– cuenta con “un número de alto” de ciudadanos que no han acudido a recibir la dosis de refuerzo.

Mientras se le pide a la ciudadanía que extreme las precauciones, no existe un indicador fiable del riesgo de contagio más allá del “ojímetro” para comprobar cuántas personas de nuestro entorno dan positivo.

Diego Arroyo, presidente de la Sociedad Española de Diagnóstico Molecular, señaló ayer que entiende que no se hagan ni registren masivamente test PCR si no hay motivos de salud pública, por el coste, pero no “el interés en dejar de registrar (ocultar) resultados de tests de antígeno, que son baratos y pagados por el usuario”.

Para atisbar el nivel real de contagio entre la población general disponemos de aproximaciones como la de la Universidad Complutense, que en su comunidad educativa midió una incidencia a 14 días de 5.300.

Nos puede dar una idea del grado de transmisión en Galicia el dato de que, en la ola ómicron de enero, el pico máximo de hospitalizados fue de 760, y el máximo diario de contagios fue de 8.614. Ahora hay 836 pacientes COVID en los hospitales gallegos. Una simple regla de tres nos arroja un número real de contagios diarios de 9.475, seis veces la cifra de mayores de 60 años (1.516).

Galicia: nuevo máximo de ingresados y 16 muertos

La hospitalización alcanzó ayer un nuevo máximo del año al situarse en los 836 pacientes en total, después de registrar 39 nuevos ingresos en un solo día. El aumento se produjo tanto en planta –con 35 pacientes más, hasta 806– como en cuidados intensivos –cuatro más, hasta 30–. De esta forma las ucis gallegas han visto duplicados sus ingresos por COVID en las dos últimas semanas, desde los 15 del martes 21 de junio hasta los 30 reportados ayer. Tras la jornada del lunes en la que no se reportaron fallecimientos, Galicia vio ayer aumentada su cifra total de decesos de COVID en 16, ocurridos en los tres primeros días de julio. Se trata de 10 hombres y 6 mujeres con edades comprendidas entre los 58 y los 99 años.El cómputo total de óbitos en la comunidad se eleva a 3.624. La Consellería de Sanidade notifica 1.516 nuevos casos abiertos en 24 horas y 14.754 casos activos, 264 más que la jornada anterior. Se vuelve a confirmar la mala tendencia en la transmisión, que convierte a este en el peor inicio de verano en la pandemia. Mientras que actualmente se reportan un promedio de unos 1.400 contagios diarios –solo en mayores de 60 años y vulnerables–, a la misma altura de 2021 esta cifra fue de 188 y en 2020 de 7, siendo estas dos últimas cifras correspondientes a diagnósticos en todos los grupos de edad. Galicia registra una incidencia a 14 días en mayores de 60 años de 1.296. Este indicador es de 1.173 casos para el grupo de 60 a 69 años; de 1.348 en la franja de edad de 70-79 y de 1.415 en mayores de 80 años.

Compartir el artículo

stats