Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Mi examen era casi de 10, me pusieron un dos y me dejaron fuera de los premios a la excelencia académica”

Un fallo en la corrección de un examen en la ABAU impide a un ourensano con una media superior a 9 participar en el acto de reconocimiento a los mejores expedientes

Pablo Sanz. Iñaki Osorio

Con los resultados todavía en la cabeza, al finalizar el examen, tenía claro que si no llegaba al diez sería tan solo por unas décimas. Estaba satisfecho con la prueba que había firmado y al salir revisó con su profesora las respuestas, siendo correctas las que había indicado en gran parte de los ejercicios. Es por esto que su sorpresa fue mayúscula el día que buscó su nombre para consultar las notas de las ABAU, puesto que encontró un mancha desagradable en su brillante expediente: en el examen de Matemáticas tan solo tenía un dos y su media se quedaba así en un 8,7.

Pablo Sanz estaba muy seguro de que la prueba selectiva le había salido bien, que los nervios no le habían traicionado, y es que de Bachillerato llevaba una media de 10 y una muy merecida Matrícula de Honor, por lo que al ver aquella nota supuso que se trataba de un error porque solo con un ejercicio ya había alcanzado aquel resultado, y sabía que había varios correctos. Cuando lo comentó en casa y a sus profesores, todos le animaron a que efectuara una reclamación y así lo hizo. Desde una ordenador del IES Cosme López Rodríguez, este joven ourensano resumió en tan solo 250 caracteres lo que había sucedido y solicitó la revisión de su examen de Matemáticas. Días más tarde, el cambio de nota fue efectivo.

Fue en el entorno de la media mañana del 23 de junio cuando notificaron a Pablo que su dos era en realidad un 9,25 y que, por lo tanto, su media en la ABAU pasaba a situarse en un 9,34, convirtiéndose así en uno de los mejores expedientes de la provincia de Ourense y de Galicia. Sin embargo, aquella misma tarde se celebraba en Santiago la el acto de reconocimiento a la excelencia académica por los mejores expedientes en las pruebas de acceso a la universidad y a él nadie lo había invitado.

“Me dio mucha rabia, porque puedo tener un mal día, pero yo sabía que mi examen era casi de 10 y me pusieron un dos. La corrección llegó el mismo día que se celebraba el acto de los premios a la excelencia académica y me dejaron fuera. Todavía hoy nadie se ha puesto en contacto conmigo o me ha respondido para decirme algo al respecto. Tengo entendido que en estos casos luego envían un diploma a casa, pero a mí nadie me ha dicho nada todavía”, explica Pablo Sanz.

Por otra parte, este joven ourensano también señala que “puede haber un error”. “Todos podemos equivocarnos y, en mi caso, para solicitar la carrera no me afectaba, porque quiero estudiar el grado en Telecomunicaciones y piden un cinco, pero creo que deberían revisar mejor estos procesos. En mi caso, sabía que pasar de casi un 10 a un dos era un disparate, pero si me hubieran puesto un cinco, a lo mejor, por miedo a que me bajaran más la nota no habría reclamado. Y como mi caso, puede que haya más”, destaca.

Todos podemos equivocarnos, pero creo que deberían revisar mejor estos procesos

decoration

Asimismo, hace referencia a que “puede que no esté muy bien pensado que se organice el acto de los premios de excelencia académica justo el mismo día en el que se entregan las notas definitivas, porque hasta esa fecha son provisionales. Al final, queda muy poco margen para poder asistir”.

Ratificando el elevado nivel académico de Pablo Sanz, hace apenas unos días recibía uno de los tres premios de este año del Clúster da Pizarra de Galicia al mejor expediente de Valdeorras y Quiroga. Sin embargo, sigue a la espera de alguna notificación de la Xunta respecto a su brillante expediente en la ABAU.

La madre de este estudiante, Carmen, apuntó que “salió muy contento de los exámenes y, tras la corrección, al ver que no podría asistir al acto porque la revisión no llegó a tiempo se quedó muy chafado. Fue muy injusto porque él también tendría que haber estado junto al resto de jóvenes que fueron a Santiago. Fue un error garrafal y nadie se ha puesto en contacto ni tan siquiera para darnos una explicación. Igual que cuando los chavales se equivocan tienen que hacer lo correcto y reconocer sus fallos, los adultos deberían hacer lo mismo, y más en un caso como este, en donde los chicos se juegan su futuro”.

¿Cómo se puede entregar una corrección el mismo día que se entregan los diplomas?

decoration

A raíz de lo acontecido con su hijo, Carmen se plantea varias cuestiones: “¿Cómo se puede entregar una corrección el mismo día que se entregan los diplomas? ¿Acaso no sería lo más lógico que saliesen un día antes, para que nadie se quede sin ese día tan especial para los alumnos? ¿A quién le tiramos de las orejas por esto ahora?”. Asimismo, también se pregunta por cuántos jóvenes “se quedan sin reclamar por miedo a que les baje la nota y no pueden entrar en la carrera por la que tienen vocación”.

Existen datos sobre el impacto de las revisiones. Tras las últimas pruebas, 3.925 alumnos solicitaron una nueva valoración: 1.186 mejoraron nota (30%), pero 485 (12%) la empeoraron. La mayor parte (58%) mantuvo su puntuación.

Con el objetivo de que no se vuelva a repetir una situación similar a la de su hijo, esta vecina de Ourense quiso dar visibilidad a este caso con la finalidad de que la administración “ponga un poco más de interés a la hora de corregir o pasar una nota, porque ellos y ellas se juegan su futuro, hay que ponerse en su piel”.

Si bien Pablo Sanz no pudo asistir al acto celebrado en la capital gallega, en el que se distinguió a un total de 1.061 jóvenes gallegos, lo cierto es que su esfuerzo y talento también son merecedores de dicho reconocimiento y se encuentra entre ese millar de expedientes sobresalientes en la comunidad. Como primera opción ha marcado el Grado en Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicación y, si todo va bien, será el campus de Vigo el que gane a este joven talento al que seguramente le espere un futuro prometedor.

Compartir el artículo

stats