Centenares de prostitutas se manifestaron ayer frente a la sede del PSOE, en la calle Ferraz de Madrid, bajo el lema, “Mi cuerpo, mi decisión”, contra la proposición de ley del PSOE que plantea la abolición de la prostitución porque consideran que esta ley las dejará “en la marginación, generando inseguridad para todas, desprotección sanitaria y desamparo social”. Leyeron un manifiesto en el que piden que les dejen “libremente ejercer un trabajo” cuya dignidad defienden.