Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condiciones laborales

Decenas de temporeros viven acampados en un parque natural de Ibiza

El Ayuntamiento de la localidad donde pernoctan ya ha informado a los trabajadores de que deben abandonar el lugar

Autocaravanas en ses Salines de Ibiza. J.A. Riera

Es probable que los clientes de algunos afamados restaurantes de playa de Ibiza sean incapaces de imaginar que el camarero que le está sirviendo con profesionalidad el plato o descorchando una botella de vino, cuando termina su turno laboral tenga que vivir en una autocaravana aparcada en un descampado sin servicios de ninguna clase. Sin embargo, esta es la situación en la que se encuentran las decenas de personas que permanecen de manera ilegal en un solar enclavado en pleno Parque Natural de ses Salines, aunque su presencia allí parece tener los días contados.

Ayer por la mañana, una patrulla de la Policía Local de Sant Josep informó a los acampados de que no podían permanecer en ese espacio protegido. Según informa el Ayuntamiento, en el caso de que los residentes de las autocaravanas no abandonen el lugar, se exponen a una sanción. La intención del Consistorio es cerrar este descampado para evitar de manera definitiva la acampada ilegal.

"Somos trabajadores"

Los acampados, por su parte, reivindican su derecho a tener un lugar donde aparcar sus autocaravanas y pernoctar mientras trabajan en Ibiza durante la temporada turística. "Nosotros somos trabajadores y también colaboramos en la economía de esta isla. Todos estamos en 'beach clubes' y restaurantes, la mayoría trabajamos en negocios de ses Salines", comenta Emma, propietaria de una autocaravana y que se erige en improvisada portavoz de esta comunidad.

"En Ibiza no hay ni un solo espacio público para aparcar las autocaravanas", denuncia, "solo hay tres campings, están todos llenos hasta octubre y te cobran 1.500 euros al mes". Emma reclama un espacio digno donde ubicar unos vehículos que son también sus hogares: "En Portugal, en Francia, en las Canarias, en muchísimos sitios de costa hay espacios específicos donde estacionar las autocaravanas y limpiar las aguas grises. Llevo siete años viajando por el mundo y jamás he tenido ningún problema, solo en Ibiza".

Esta trabajadora de temporada no entiende que «si en Ibiza las autocaravanas no son bienvenidas, nos las dejen embarcar y nos cobren los 350 euros por el billete. Lo de Formentera es más honesto, están prohibidas y ya no te las dejan subir al barco», e insiste en que "dormir en una autocaravana es tan digno como hacerlo en cualquier otro lugar y para muchas personas es la única opción, a causa del precio abusivo de los alquileres".

"No es un lugar para acampar"

El descampado donde se han instalado está cerca de sus lugares de trabajo, lo que es una ventaja. El inconveniente es que se encuentran dentro de los límites del Parque Natural de ses Salines, donde la acampada está terminantemente prohibida. Según informa un portavoz de la conselleria balear de Medio Ambiente, técnicos del parque y agentes de medio ambiente ya les han comunicado que deben abandonar el lugar, pero ahí termina su cometido.

"Ese solar es propiedad privada y, aunque esté dentro del Parque, no podemos entrar y echarlos», explica un portavoz de Medio Ambiente, que señala el inconveniente del solapamiento de competencias en la zona, aunque su conclusión es clara: «No podemos entrar ahí como si eso fuera nuestra casa. Aunque sea un espacio natural protegido, es una propiedad privada".

El propietario del solar es Salinera Española, con quien ya ha contactado el Ayuntamiento de Sant Josep para vallar el espacio y expulsar a los acampados. Según explican desde el Consistorio, el desalojo es cuestión de días. "Está hablado con el director de Salinera y con los agentes de Parque", señala la concejala de Medio Ambiente de Sant Josep, Mónica Fernández, quien también ha visitado el lugar personalmente y tiene claro que las autocaravanas «no pueden seguir ahí por más tiempo".

"En parte tienen razón y les entiendo, porque no es justo que no puedan pernoctar en un lugar seguro. Comprendo que mucha gente opte por esta forma de vida a causa del problema que tenemos de vivienda", explica la concejala, "pero una cosa está clara, en un Parque Natural no pueden acampar ni pernoctar. El plan rector de usos del Parque lo prohíbe, y es algo de lógica". Además, señala que cuando visitó la zona, "muchos acampados tenían a sus perros sueltos y esto está prohibidísimo". Fernández apuesta por "crear espacios seguros donde las autocaravanas puedan estar, pero, evidentemente, un espacio natural protegido no es un lugar para hacerlo".

Los acampados, por tanto, apuran sus últimos días antes de moverse en busca de otro espacio donde pernoctar. Álex, un camarero que duerme en una furgoneta, asegura que se les aplica un doble rasero: "A nosotros no nos dejan tener la autocaravana porque es zona natural protegida, pero no veo que les pongan pegas a los centenares de coches que vienen a ses Salines cada día porque, claro, ellos pagan 7 euros por aparcar". Otra residente, Ximena, señala que el año pasado estuvo tres meses en este mismo solar y que no tuvo ningún problema: "Aunque el año pasado éramos tres furgos. Ahora somos muchos más".

¿Qué harán cuando les echen? Emma lo tiene claro: "Buscaremos otro lugar. La autocaravana es mi opción de vida y me encanta". "Que nos ofrezcan una alternativa a donde ir", pide si les echan de allí.

Compartir el artículo

stats