Solo cuatro mujeres han ganado el Premio José Couso a la Libertad de Prensa en sus dieciocho ediciones y la última en esa exigua lista es la periodista Érika Reija (Lugo, 1981), corresponsal de Televisión Española en Moscú hasta el pasado marzo, que recogió ayer el galardón en Ferrol. Reija fue protagonista en una recepción del Ayuntamiento y en un encuentro posterior en el Centro Torrente Ballester. Tras la entrega, acudió a la ofrenda habitual ante el monumento “Ás ceibes”.

El reconocimiento, dijo en un acto moderado por la periodista Patricia Hermida, “va para mi cadena y mi equipo en Moscú”.

Sirve para tener presentes las dificultades de quienes informan desde zonas en conflicto, como la Rusia en la que “en el último año empeoró la situación” para la libertad de prensa. Del Irak donde mataron al cámara ferrolano que da nombre a la distinción del Colegio Profesional de Periodistas de Galicia y el Club de Prensa de Ferrol al este de Europa, del que salió precipitadamente.

Reija expresó que la emergencia de las protestas en la limítrofe Bielorrusia fue un período clave, también para evidenciar cómo “los grandes medios están en manos del poder”, que controla Putin.

La periodista calificó a Rusia como un país de “persecución”, en el que se tacha de “agentes extranjeros a periodistas independientes”.

La invasión de Ucrania aceleró el anuncio de “leyes muy represivas” que exigían que no se hablase de “guerra ni invasión”; en su lugar, una “operación especial” que llevó al exilio y el cierre de medios, ha agregado.

Como corresponsal de TVE, la televisión pública de un “país enemigo”, el equipo de la cadena podía ser “blanco de un ataque”. La reportera sostuvo que allí “la justicia no es independiente” y que el ataque ruso se ha traducido en no poder “cuestionar” tan siquiera las cifras de muertos que ofrece el Gobierno.

“El único prestigio que tenemos es nuestra credibilidad”, manifestó Reija, que lamenta que mientras los periodistas ven “masacres” se escriba en internet que es “todo inventado sin ninguna prueba”.