Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lorenzo Armenteros Doctor portavoz del área COVID de la Sociedad Española de Médicos de Familia (SEMG)

“Con ómicron vimos más reinfecciones y en períodos cortos”

Lorenzo Armenteros.

Coincidiendo con la presencia de ómicron los facultativos detectaron un elevado nivel de reinfecciones. Personas que ya se habían infectado previamente y se volvían a contagiar con dos meses de diferencia, incluso menos. Es más, se podían reinfectar varias veces. En ello coincidieron varios doctores consultados, entre ellos Lorenzo Armenteros del Olmo, doctor en Lugo y portavoz del área COVID de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Todo ello lleva a reflexionar sobre los efectos de las distintas variantes COVID hasta el momento, así como sobre el nivel de protección alcanzado y mantenido en el tiempo tras las últimas dosis aplicadas al conjunto de la población.

–¿Detectaron más reinfecciones, como aseguran varios facultativos consultados?

–Sí. Hay más reinfecciones y en un período más corto de tiempo. Por ejemplo, vimos casos de infectados que a los dos meses se contagiaron de nuevo.

–¿Por qué?

–Por una parte, la tercera dosis no se la ha puesto todo el mundo. El porcentaje de vacunación es menor que el de la primera y la segunda vacuna. Por otra parte, la tercera dosis con Pfizer es efectiva durante el primer mes, que eleva los anticuerpos por encima del 80% pero estos anticuerpos se reducen al 30% en el tercer mes y en algunas personas incluso menos. Por eso hay una mayor probabilidad de infección.

–¿Incide también el nivel de propagación de ómicron?

–Las dos variantes del ómicron y el ómicron silencioso son unas variantes muy infectivas. Vimos casos en diciembre y en febrero ya estaban infectados otra vez, como consecuencia de esa capacidad infectiva del propio virus. Desconocemos ahora la capacidad de infección de las nuevas variantes que puedan aparecer. Pero la variante recombinante puede ser también muy infectiva.

Las dos variantes de ómicron y la silenciosa son muy infectivas

decoration

–¿Qué perspectivas se presentan para la cuarta dosis?

–Para las vacunas de cuarta dosis se barajan varios supuestos. Hablamos de personas de riesgo. Tenemos las vacunas que ya conocemos, de RNA, basadas casi todas en la variante alfa, la primera. Estas tienen una menor capacidad sobre todas las variantes siguientes incluidas la ómicron. Habría que tomar dos determinaciones, en nuestra opinión, y en lo que la evidencia científica está diciendo hasta ahora. Que se utilice una cuarta dosis de refuerzo o un refuerzo, porque creo que ya debemos empezar a hablar de refuerzo en lugar de cuarta o quinta dosis. El objetivo es que la capacidad inmunitaria dé un salto, porque inmunidad ya la tenemos: inmunidad humoral (que son los anticuerpos) e inmunidad celular. Necesitamos a veces refuerzos para que protejan más. Una opción es que la dosis de refuerzo se haga con una vacuna heteróloga. Si nos pusieron una de una determinada marca, que nos la pongan de otra. Se ha visto que cuando se ha utilizado Pfizer y después una tercera dosis con Moderna la protección ha sido mayor. Sería una de las posibilidades para la cuarta dosis.

Hay que empezar a hablar de refuerzos y no de cuarta o quinta dosis

decoration

–¿Y las nuevas vacunas?

–Otra opción es que se empiecen a utilizar las nuevas vacunas de las que se habla. Está en ello la industria farmacéutica, tanto Pfizer como Moderna, que están utilizando vacunas protectoras contra ómicron, que tengan antígenos determinados que protejan contra esto. Y habría otra opción intermedia. Tenemos una vacuna en España (la de Hipra) que es una vacuna diferente, que se denomina binaria (recombina proteínas de las variantes alfa y beta) y esta cuarta dosis con esta vacuna podría tener un efecto mayor. Necesitamos que esto se compruebe, que nos den argumentos científicos para que se pueda hacer, ya que la ciencia va muy rápido. Esto podría ser un elemento central para ponerla en marcha. La Comunidad de Madrid habla de utilizar la vacuna de Hipra para esta cuarta dosis porque daría una protección mayor y se ha comprobado que tiene una protección alta sobre ómicron. Entonces esto quizás pueda evitar esas caídas de la inmunidad que se producen con otro tipo de vacunas.

–¿Varía la sintomatología en caso de reinfección?

–La sintomatología sigue siendo muy parecida. Como podemos estar expuestos a otras infecciones respiratorias, son similares: afonía, dolor de garganta, malestar general, cansancio, y en muchos casos manifestaciones digestivas, también habituales. En las variantes ómicron no suele ser habitual ni la anosmia ni la ageusia (pérdida de olfato y del gusto) que fueron muy conocidas en las fases previas. Y en las personas vacunadas es muy raro la posibilidad de que sobrepase las vías respiratorias altas, es decir, es difícil que descienda al pulmón y pueda provocar neumonías. No estamos exentos pero es menos habitual.

No estamos exentos de neumonía pero es menos habitual

decoration

“En lugares con un nivel bajo de vacunación se considera una variante grave”

–Asegura que la vacunación ha protegido en España en un grado muy alto frente a ómicron...

–Un estudio reciente hablaba de que la ómicron es menos agresiva en nuestro medio gracias a la vacuna. Porque donde no hay unnivel de vacunación importante, como es en Europa, se considera una variante grave. Por ejemplo en la India, con un gran número de muertos, o incluso en China, estamos viendo las medidas aplicadas en este país en esta fase, porque las vacunas chinas no eran tan efectivas como las utilizadas aquí en España.

–La EMA (Agencia Europea de Medicamentos) ha iniciado la evaluación continua de la nueva vacuna española (Hipra), como apunta el Ministerio de Sanidad. ¿Tiene posibilidades de cara a próximos procesos de vacunación?

–Hay varias posibilidades. Por ejemplo, la cuarta dosis con vacunas heterólogas, de diferente marca con respecto a anteriores dosis. O vacunas que tengan un componente antigénico que estimule más, como pueden ser las vacunas binarias, que es este caso, la de Hipra, la española. Serviría para las variantes ómicron, incluso para la silenciosa. Y con capacidad para la nueva variante recombinante.

Compartir el artículo

stats