Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Experiencia compartida entre toma y toma

Un grupo de madres lactantes viguesas comparten vivencias, problemas y dudas de los primeros meses de crianza

Madres que asistieron ayer al taller sobre alimentación complementaria. Ricardo Grobas

¿A qué madre no le ha asaltado alguna duda sobre la crianza de su hijo, especialmente durante la etapa de la lactancia? Disipar la incertidumbre, resolver posibles problemas y acompañar son los objetivos del grupo de lactancia del hospital Ribera Povisa de Vigo al que acude una vez al mes Lucía Martín con su pequeña Marcela, de tres meses. Para esta madre primeriza, es fundamental sentir el apoyo de otras madres que, como ella, se han encontrado alguna vez en una situación que les sobrepasó o que les hizo dudar sobre su capacidad de criar a su pequeño. “Decidí venir para sentirme acompañada después del parto porque la lactancia materna es muy beneficiosa en todos los niveles, pero también puede resultar a veces un poco complicada. Aquí te das cuenta de que los problemas, las dudas y los miedos que te surgen son algo habitual, que no te sucede solo a ti”, asegura.

Estos encuentros mensuales sirven compartir experiencias y también soluciones a esos problemas que pueden aparecer durante los primeros meses de crianza. Además, cada mes el taller se centra en un tema distinto de interés, como el masaje infantil, los cólicos, la estimulación precoz, la leche materna y la alimentación complementaria, entre otros, con lo que se convierte en una especie de escuela de maternidad.

“Lo importante es que la madre quiera venir con su hijo. En el taller aprenden a plantear dudas, comparten experiencias y se dan apoyo mutuo. La mayoría de las que vienen lo hacen con dudas, pero en seguida se dan cuenta de que no son las únicas que las tienen. El apoyo y la solidaridad de otras madres como ellas les da seguridad”, afirma un miembro del equipo del servicio materno-infantil del centro vigués.

Ayer, el taller giró en torno a la introducción de la alimentación complementaria tras la lactancia materna y les permitió conocer los beneficios de la denominada “Baby-Led Weaning” o alimentación complementaria a demanda, un proceso de destete del bebé en el que es este decide qué come, cuánto, cuándo y a qué ritmo.

“Cada vez son más las familias y profesionales que defienden este método de alimentación, que respeta los tiempos del bebé y deja que sea él el que decida qué alimentos quiere”, explica una enfermera de este equipo materno-infantil.

El apoyo y la solidaridad entre madres refuerza la confianza

decoration

Para Lucía, es importante que las madres sepan, meses antes de tener que enfrentarse a esta nueva etapa en la crianza, qué opciones tienen para ir familiarizándose con ellas y decidir cuál se ajusta mejor a sus necesidades o a sus predilecciones. En principio, esta mujer, de 35 años, intentará mantener la lactancia materna al menos los seis meses que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo. “No es solo porque sea la alimentación más completa, sino porque desarrolla las defensas del niño, aunque esto es algo que tendré que afrontar cuando regrese al trabajo”, reconoce.

Ana Salgado acaba de ser madre. Su primer hijo, Lucas, nació el pasado día 1. Aunque no está en el grupo de lactancia, asistió al taller porque se lo recomendaron. “La nueva modalidad de alimentación complementaria me pareció muy interesante. Luego hay que ver cuál se ajusta mejor a cada caso”, comenta Ana.

Esta redondelana de 39 años quiere mantener la lactancia todo lo posible. “Los horarios laborales hacen que tengamos que adelantar la alimentación complementaria, pero yo voy mantenerla todo el tiempo que la demande el niño, completándola con otro tipo de alimentación”, afirma.

Aunque la inmensa mayoría de las participantes de estos talleres son madres cada vez es más habitual ver a algún que otro padre en algún que otro taller. “Esto hace unos años no era muy habitual, pero ahora cada vez son más los padres que deciden acompañar a la madre y a su bebé”, explican desde el grupo materno infantil.

Compartir el artículo

stats