Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta sanitaria

España tenía dos millones de vacunas contra la viruela en 2019 pese a que la infección no existía

Estos fármacos, que según los expertos se compraron para prevenir posibles ataques bioterroristas, no sirven para el actual brote de viruela del mono

Vacunación contra la viruela en Israel en 2002 en previsión de un ataque bacteriológico de Irak. Reuters

España tenía en 2019 unos dos millones de vacunas contra la viruela, pese a que entonces la infección ya estaba erradicada y tampoco había casos de viruela del mono en Occidente. El país dejó de inmunizar contra esta infección en 1980, un año después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la diera por eliminada. Así consta en una resolución del Boletín Oficial del Estado (BOE) del agosto de 2019, que recoge un convenio entre el Ministerio de Defensa y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Este miércoles, la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado la compra de miles de vacunas para hacer frente al brote de la viruela del mono.

¿Por qué España contaba, hace tres años, con un depósito de dos millones de vacunas contra la viruela si no había casos de viruela del mono en Europa? Los expertos consultados por este diario apuntan al peligro de una posible guerra bacteriológica. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, creció el miedo a los ataques bioterroristas, que consisten en la liberación intencionada de virus, bacterias, toxinas u otros patógenos con el fin de causar enfermedades a personas, animales o plantas, o de provocar su muerte. El Ministerio de Sanidad no aclara a este diario el motivo de la compra de estos dos millones de vacunas, que resguardaba el Ministerio de Defensa, ni tampoco si las sigue teniendo.

Tras los atentados del 11-S en Estados Unidos, creció el miedo a las guerras bacteriológicas

decoration

Muchos países occidentales compran stocks de vacunas de agentes peligrosos en caso de que haya motivos militares. "No es tan raro. Cuando Rumsfeld era secretario de Defensa de los Estados Unidos con Bush, compró muchas dosis de un fármaco llamado Cidofovir, contra la viruela, y aún lo tienen bien guardado por si acaso", señala el infectólogo e internista del Hospital de la Santa Creu i Sant (Barcelona) Pere Domingo. El vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV) Fernando Moraga-Llop apunta a que el bioterrorismo fue un temor que surgió a raíz del ántrax (en 2001, varios medios de información y senadores estadounidenses recibieron cartas con la bacteria de esta enfermedad infecciosa). "También hay países que guardan un número reducido de vacunas para personal militar, de laboratorio o sanitarios de alto riesgo", dice este vacunólogo.

De segunda generación

Las vacunas contra la viruela que España tenía en 2019 eran ACAM 2000. No serían efectivas contra la actual viruela del mono, según Moraga-Llop. "Esta no es la vacuna indicada para poner ahora porque es de segunda generación y ya tenemos otra contra la viruela de tercera generación. La verdaderamente eficaz es Imvanex", señala este vacunólogo, que cree que "no hay que vacunar a todos los menores de 50 años [los que no están vacunados]" contra la viruela del mono. Imvanex es precisamente la vacuna que comprará España, según ha anunciado la ministra Darias.

Los expertos defienden vacunar solo a los contactos y descartan una inmunización generalizada

decoration

"No hay que pensar en una vacunación generalizada de la viruela", insiste. En su opinión, solo hay que vacunar a las personas que han tenido un "contacto estrecho e íntimo" con pacientes con la infección en los primeros cuatro días tras la exposición. Si la vacuna se pone después del cuarto día y hasta el 14, servirá para "atenuar" las manifestaciones de la enfermedad. A los no vacunados que estén en contacto con un infectado se les pondrán "dos dosis". A los vacunados de pequeños que estén ahora en contacto con infectados se les pondrá "una dosis de recuerdo". "Hay que comprar vacunas contra la viruela, sí, pero hay que hacer un uso muy restringido", destaca Moraga-Llop.

Compra de vacunas

Roger Paredes, Jefe de Sección del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti), afirma que los países están comprando más vacunas contra la viruela, pero "la cuestión es si la enfermedad [la viruela del mono] se quedará o no". "Es un virus nuevo para todos, pero nos hemos de preparar para los contagios secundarios", ha dicho Paredes este miércoles en la XII Jornadas de Enfermedades Emergentes organizadas por la Fundació Unitat d'Investigació en Tuberculosis a Barcelona (Uitb). En su intervención, Paredes ha advertido de que los casos de viruela del mono están "en incremento" en África "desde hace décadas". "Todo el mundo está en riesgo, no solo los hombres que tienen sexo con hombres. Al menos como contacto cercano", ha dicho.

"Todo el mundo está en riesgo, no solo los hombres que tienen sexo con hombres", dicen los infectólogos

decoration

El primer caso en humanos de viruela del mono se dio en 1970 en la República Democrática del Congo. El virus había aparecido antes, en 1959, en un mono. En el actual brote, se han reportado ya unos 300 casos de viruela del mono en todo el mundo. En España, la mayoría de casos se han dado en la Comunidad Madrid, aunque hay varias sospechas, aún no confirmadas, en Caralunya. No se sabe aún cómo afectará a los niños; se sabe que hay un niño ingresado en una uci de Inglaterra. La viruela del mono tiene una tasa de letalidad de entre el 3% y el 10%. Actualmente hay dos cepas: la de África Occidental y la de África Central. La occidental, que es la importada fuera del continente, es menos grave.

El período de incubación de entre 10 y 21 días. Las personas vacunadas contra la viruela tienen formas mucho más leves de esta nueva infección. Paredes ha insistido en que el virus "no es exclusivo" de la comunidad gay y que se dan casos también en mujeres. "Sospechamos que ya hay una transmisión en la comunidad y recomendamos evitar el contacto con animales domésticos", ha dicho.

Compartir el artículo

stats