Tras la montaña rusa térmica que vivió Galicia el fin de semana, con fuertes subidas y bajadas que dejaron una intensa sensación de bochorno y una noche de tormentas en la que cayeron más de 1.400 rayos, el tiempo no da tregua en la comunidad, donde es recomendable no guardar aún el edredón.

Así, según las previsiones de Meteogalicia, el comienzo de la semana nos trae un frente inactivo que atravesará Galicia con nubosidad intermitente y lluvias, más frecuentes en el oeste y zonas montañosas durante la primera mitad del día.

Las temperaturas descienden de leve a moderadamente, alcanzando valores bajos para la época del año, con mínimas que no pasan de los 12º (A Coruña y Ferrol) y máximas de 23º (Ourense). Los vientos soplarán del noroeste, flojos en general y moderados en zonas costeras.

Mañana martes seguirá predominando la inestabilidad atmosférica; se esperan cielos con intervalos de nubes y claros, con chubascos ocasionalmente tormentosos. El viento soplará moderado del noroeste y las temperaturas seguirán en descenso, tanto las mínimas como las máximas (Vigo 11°-18°; Ourense 10°-21°; Pontevedra 9°-18°; Santiago 10°-16°; A Coruña 12°-17°; Ferrol 12°-17°; y Lugo 9°-17°).

La influencia anticiclónica llegará el miércoles. MeteoGalicia pronostica bancos de niebla matinales que darán paso a cielos con más nubes en el extremo norte y poco nubosos en el resto, con nubes altas que no impedirán el paso del sol. Las temperaturas mínimas continuarán sin cambios pero las máximas sufrirán un ligero ascenso (18º en A Coruña; 19º en Ferrol; 20º en Santiago; 22º en Vigo y Lugo; 25º en Pontevedra; y 26º en Ourense). Los vientos soplarán de componente norte, flojos en general, moderados en el litoral atlántico.

El anticiclón se fortalece el jueves, con cielos poco nubosos o despejados, excepto en el litoral norte, donde se espera nubosidad de tipo bajo. Los vientos soplarán del norte y noreste, moderados en general, con intervalos fuertes entre Ortegal y Fisterra.

Las temperaturas ascenderán entre ligera y moderadamente, llegando a los 28º en Vigo; los 29º en Pontevedra y los 30º en Ourense.