Galicia se sube a una montaña rusa térmica

El calor y el polvo provenientes del desierto aumentarán el bochorno en las próximas horas, pero el tiempo será muy inestable este fin de semana

Dos pescadores, esta mañana en O Berbés

Dos pescadores, esta mañana en O Berbés / Marta G. Brea

A. L.

Los termómetros en Galicia se subirán este fin de semana en una montaña rusa. O dibujarán el perfil de una etapa ciclista de alta montaña con varios puertos, si se prefiere. El calor irá subiendo a lo largo de la jornada de este viernes hasta superar ya los 30 grados Celsius en muchos puntos del sur de la comunidad. Tras el lógico descenso térmico de la noche, mañana sábado es cuando los termómetros tendrán un comportamiento más abrupto, con fuertes subidas y bajadas, y habrá una intensa sensación de bochorno.

El episodio de calor arranca este viernes, con la llegada de una masa de aire procedente del norte de África. Esta masa trae consigo partículas de polvo sahariano, que han comenzado desde mediada esta mañana a tamizar el azul del cielo. Cuando más visible será el característico tono ocre será mañana, según MeteoGalicia. En Ourense se superarán los 35 grados Celsius y en las Rías Baixas se situarán cerca de esa marca.

De acuerdo con el instituto meteorológico, el sábado quedará sobre Galicia una masa de aire muy cálido que dejará temperaturas elevadas en todo el territorio y que provocará la formación de nubes de evolución, con chubascos tormentosos más probables a partir del mediodía que podrán venir ocasionalmente acompañados de granizo. Las temperaturas ascenderán, con máximas superiores a los 30º C y sensación de bochorno. El viento soplará del nordeste, flojo en general, fuerte entre Bares y Fisterra.

Evolución de las temperaturas en Vigo el sábado y el domingo

Evolución de las temperaturas en Vigo el sábado y el domingo / MeteoGalicia

El domingo será una jornada de inestabilidad atmosférica. Con esta situación, se esperan intervalos nubosos, con chubascos tormentosos, más generalizados por la tarde. Las temperaturas sufrirán un notable descenso. Los vientos soplarán flojos, del suroeste por la mañana, rolando a noroeste por la tarde. La caída del mercurio se profundizará el lunes, cuando un frente débil traerá nubes y alguna lluvia de carácter intermitente, más frecuente en el oeste y en zonas de montaña durante la primera mitad del día.