Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Domingo Villar continúa en estado crítico

No ha habido cambios en su evolución clínica | Sufrió el tipo de hemorragia cerebral más frecuente en la mediana edad | Se considera una emergencia neurológica devastadora

Escritor gallego Domingo Villar | FDV

No ha habido cambios en la evolución clínica del escritor vigués Domingo Villar, que ingresó en la madrugada del pasado lunes en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, tras sufrir un infarto cerebral en su domicilio de la Ciudad Olívica. Según indicaron fuentes sanitarias, su estado sigue siendo crítico.

La hemorragia subaracnoidea que sufrió el autor de “Ollos de auga” está descrita por publicaciones médicas como “una emergencia neurológica devastadora”. Se trata de un accidente cerebrovascular potencialmente mortal y que produce con gran rapidez discapacidades graves y permanentes. Tiene mayor incidencia entre mujeres que entre hombres y es más frecuente en personas con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años. Según la guía de tratamiento de esta dolencia, elaborada por una veintena de facultativos de la Sociedad Española de Neurocirugía –entre ellos Adolfo de la Lama, neurocirujano del Hospital Álvaro Cunqueiro–, la edad de presentación más frecuente en la hemorragia subaracnoidea aneurismática (HSA) se sitúa alrededor de los 55 años –Domingo Villar tiene 51–. Estas son las principales claves de esta dolencia:

El dolor de cabeza más fuerte en la vida.

Quienes sufren la hemorragia subaracnoidea describen un fortísimo dolor de cabeza, a menudo el más intenso que han sentido en sus vidas. Se trata de una cefalea repentina, en la nuca o en toda la cabeza, que alcanza su nivel máximo en cuestión de segundos (cefalea explosiva de instauración brusca). Los pacientes pierden a veces el conocimiento y en ocasiones padecen náuseas y vómitos, rigidez de nuca y parálisis.

El peligro de un diagnóstico erróneo.

Según la guía de tratamiento del Grupo de Patología Vascular de la Sociedad Española de Neurocirugía, es esencial el diagnóstico precoz de la HSA y el ingreso del paciente para reducir la mortalidad y la morbilidad. Se suele realizar un TAC cerebral, aunque a veces se precisa practicar una punción lumbar para extraer líquido cefalorraquídeo y ver si hay sangre en él. Una angiografía sirve para localizar el aneurisma. Hasta un 12% de estas hemorragias cerebrales son mal diagnosticadas inicialmente o los pacientes mueren antes de llegar al hospital. Los diagnósticos incorrectos más frecuentes son: infección viral, migraña, cefalea hipertensiva y espondiloartrosis cervical.

Hemorragia subaracnoidea | Hugo Barreiro

El desencadenante, un aneurisma.

Como indica su nombre, generalmente el desencadenante de la hemorragia subaracnoidea aneurismática es la rotura de un aneurisma cerebral. Los aneurismas son dilataciones de una zona debilitada de la pared de una arteria, y suelen producirse en los lugares donde se ramifican dichas arterias. La mayoría de las hemorragias subaracnoideas espontáneas se producen como consecuencia de aneurismas congénitos, presentes al nacer. Otros pueden desarrollarse más tarde, después de años de hipertensión arterial. A veces la rotura de ese “globo” hinchado que es el aneurisma coincide con el ejercicio físico, pero no tiene por qué ser así. A Domingo Villar le sobrevino mientras dormía. Sin embargo, muchas personas presentan aneurismas en el cerebro o en otros lugares del cuerpo sin que se lleguen a romper nunca.

También accidentes y caídas.

Algunos casos de hemorragia subaracnoidea se producen por un traumatismo, un golpe producido, por ejemplo, en un accidente de tráfico, o tras una caída, algo que por desgracia suele ocurrir en personas de avanzada edad que caen y se golpean la cabeza. Puede ser también idiopáticas, esto es, de causa desconocida.

La hemorragia subaracnoidea produce un dolor de cabeza muy intenso

Sangrado en una zona específica del interior del cráneo.

La hemorragia repentina de la HSA se produce en el interior del espacio subaracnoideo, cavidad comprendida entre la capa interna (piamadre) y la capa media (aracnoides) del tejido que recubre el encéfalo (meninges). A ese espacio, donde se encuentra el líquido cefalorraquídeo, llega la sangre de la hemorragia.

A veces avisa.

Antes de la ruptura “mayor” de un aneurisma, pueden ocurrir síntomas premonitorios (“cefalea centinela”) hasta en un 45% de los casos, según indica la guía de la Sociedad Española de Neurocirugía. Un aneurisma ha podido sangrar levemente los días previos a su rotura produciendo episodios breves de dolor de cabeza. La ruptura mayor del aneurisma sucede a la cefalea centinela pasadas entre 1 y 6 semanas.

Tabaco e hipertensión, factores de riesgo.

Entre los factores de riesgo de esta enfermedad están el tabaquismo y la presión arterial alta. También el consumo de drogas ilegales como la cocaína y las metanfetaminas, así como el uso de anticoagulantes como la warfarina. Los antecedentes familiares de aneurismas también puede incrementar el riesgo. Entre el 6 y el 20% de los aneurismas cerebrales pueden ser consecuencia de un defecto hereditario en la pared de una arteria cerebral.

Incidencia.

La incidencia de la hemorragia subaracnoidea se sitúa en torno a 9 casos por 100.000 habitantes al año y supone un 5 por ciento de todos los ictus. Es el único tipo de accidente cerebrovascular que es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres.

Los casos apenas han disminuido.

Como recuerda la guía de la Sociedad Española de Neurocirugía, la incidencia de ictus en general ha disminuido en España en la última década, sobre todo por la disminución del consumo de tabaco y el mejor control de la hipertensión arterial. Dado que ambos factores también lo son de riesgo para la hemorragia subaracnoidea aneurismática, cabría esperar una reducción similar en la incidencia de HSA. Sin embargo, no ha sido así: según la guía editada en 2011, la disminución encontrada en un metaanálisis de diferentes estudios epidemiológicos fue tan solo de un 0,6 por ciento en las dos décadas anteriores.

Alta mortalidad.

Alrededor del 30 por ciento de los pacientes que llegan con vida al hospital fallecen en los primeros días. Además, hasta el 54 por ciento de los afectados de hemorragia subaracnoidea no alcanzan una recuperación completa.

Silva: “Somos muchísimos. Y le queremos mucho”

El novelista Lorenzo Silva fue uno de los representantes de la esfera literaria que ayer envió ánimos a Domingo Villar. “Somos muchísimos. Y le queremos mucho. Toda la fuerza”, escribió en su cuenta de Twitter el escritor de novela negra, que en junio de 2010 compartió una charla sobre este género con su colega vigués en el Club FARO. Las redes sociales volvieron a llenarse ayer de mensajes de cariño para el autor de “La playa de los ahogados”.

Francisco Castro, director xeral de Editorial Galaxia, escritor: “Hoxe, Día das Letras Galegas, todo o noso pensamento está con Domingo Villar e a súa familia. Todo o noso corazón, contigo, Domingo”.

Ediciones Siruela: “No podemos creerlo. Hoy estamos en vilo, pendientes de cómo evoluciona Domingo Villar, ingresado en la uci por un infarto cerebral. Todos los que le queremos, que somos muchos, le damos nuestro ánimo a la familia y le deseamos mucha fuerza”.

Carlos Zanón, escritor: “Hombre bueno con cara de niño, generoso y socarrón. Un compañero maravilloso y, por supuesto, un escritorazo. En momentos muy difíciles y terribles”.

Alexis Ravelo, escritor: “Soy ateo y no tengo a quién rezarle. Pero desde ayer no dejo de pensar en Domingo Villar (un tipo con un corazón enorme en el que cabe todo el mundo) que lo está pasando muy mal. Un abrazo fuerte para su familia en este mal trago”.

Semana Negra de Gijón: “Mucho ánimo, amigo. Todos lo que te queremos estamos contigo. Te queda mucha guerra por dar”.

José Belmonte, crítico literario: “Mi admirado escritor Domingo Villar, uno de los mejores autores españoles de novela negra, está en la UCI en grave estado. Todo mi apoyo y ánimo para él, para que vuelva a la actividad y a la literatura”.

María Jamardo, periodista: “Mi corazón en Vigo. ¡Fuerza, Domingo Villar! Esperándote con Leo Caldas”.

Salva Gutiérrez Solís, novelista: “Toda la fuerza para Domingo Villar, un grandísimo escritor que se debate entre la vida y la muerte. Espero que lo supere y podamos seguir disfrutando de su enorme talento”.

David Regades, delegado de la Zona Franca de Vigo: “El domingo lo veía con su hermano Andrés entrando en su casa familiar en Vigo, horas después nos encontramos con esta dura noticia, que nos deja a todos consternados. Nuestro cariño para Domingo y familia y esperamos su pronta recuperación”.

Compartir el artículo

stats