Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA GALICIA DE LOS SUEÑOS

Serpientes, infidelidades, guerra: ¿con qué sueñan los gallegos?

"Soñar con que me saco una muela con la mano" o "con un parto propio", entre las historias oníricas más curiosas | La guerra también invade la mente humana de noche: crecen las consultas en internet un 900 %

Las aventuras oníricas se producen durante la fase REM.

El mundo onírico todavía es una incógnita para el ser humano. Las vidas paralelas que experimentamos a través de los sueños carecen de una explicación irrefutable, aunque se trate de historias semejantes compartidas incluso por diferentes personas en partes del mundo bien variopintas. Desde México hasta Galicia, la imagen mental más habitual durante la fase REM -en la que emanan las correrías nocturnas- son los piojos, pero ¿por qué?, y una duda todavía más persistente: ¿evidencia esto algún pasado concreto o predice cierto evento futuro?

Bebés, serpientes, arañas, gatos e, incluso, la guerra en Ucrania 'acompañan' de noche a los gallegos. Edgar Melchor | Imágenes: Envato

Inmersos en este universo creativo, ¿con qué sueñan los gallegos? La mayoría de las búsquedas en Google delatan a los piojos como los 'compañeros de cuarto' más habituales, con entre 100 y 1.000 pesquisas mensuales de media en el último año. Les siguen las arañas, las serpientes, las ratas y los gatos en una lista en la que también figuran: "soñar con tu ex" o "con infidelidad"; "con oro"; "con sexo"; "con comida" y "con chocolate"; "con boda", "matrimonio", "vestido de novia" y "anillo de compromiso"; y hasta "con excremento en el baño" o "sangre menstrual".

Aunque mínimas, se evidencian diferencias entre las principales ciudades gallegas. Los vigueses y coruñeses suelen soñar, en este orden, con serpientes, piojos y arañas; mientras que pontevedreses, ourensanos y santiagueses mudan la disposición: piojos, arañas y serpientes.

Los vigueses y coruñeses suelen soñar, en este orden, con serpientes, piojos y arañas; mientras que pontevedreses, ourensanos y santiagueses mudan la disposición: piojos, arañas y serpientes

Además de zombis, ovnis, vampiros, duendes, brujas, murciélagos y dinosaurios, que a priori suponen elementos mentales más esperados, constan en este diario digital onírico otros muchos de lo más absurdos y curiosos, tecleados de la siguiente forma: "soñar con que me saco una muela con la mano"; "con gusanos en el cuerpo"; "con huevos rotos"; "con arroz"; "con canas"; "con pollitos"; "con gemelos"; "con parto propio", "tener un bebé" y "dar a luz"; o, yendo al extremo opuesto, "con el fin del mundo" y "la santa muerte".

Los hay también que duermen y consiguen "volar" o, simplemente, caminar con "ropa nueva" y "zapatos nuevos", quizás para asistir a una "fiesta" en la que haya "gigantes", y con mucho cuidado para no pisar "caca de perro". Otros optan por "cortarse el pelo" para ir, por ejemplo, a una "boda ajena" celebrada en una "iglesia". No son pocos quienes sueñan con "encontrar dinero", "dólares" tal vez, quién sabe si para "viajar en avión" o para renovar los "zapatos usados" y la "ropa sucia".

Curiosamente, uno de los capítulos más manidos de estas 'películas mentales', el sentir "que se caen los dientes", no es tan 'taquillero' para los gallegos.

Tampoco faltan los 'thrillers' de pesadilla cuando caen los ojos, con un "secuestro", un individuo que se aproxima para "apuñalar con un cuchillo", una serie de "disparos" que dejan "vidrios rotos" y un "velorio"; menos aún el sufrimiento de quien huye de "abejas que pican" como "agujas" o del "diablo en forma humana".

Principales aventuras oníricas de los gallegos. Edgar Melchor | Fuente: Google Ads

La lobreguez casa igualmente con los románticos que sueñan con la persona que les gusta o con "alguien" a quien sienten "real". Otros recrean con vida a su madre fallecida. Dios, las estrellas fugaces o los arcoíris se cuelan asimismo en el cerebro de los gallegos.

Y, finalmente, en medio del contexto bélico actual, hay quien pega la oreja a la almohada y siente la amenaza de que la guerra ha tocado a su puerta con "hombres armados" incluidos. Los sueños relacionados con las contiendas, según se desprende de los guarismos obtenidos por la barra de Google, han aumentado un 900 % en los últimos meses, entre ellos, los siguientes concretamente: "soñar con guerra y soldados", "soñar que estoy en una guerra" y "soñar con la tercera guerra mundial".

¿Tienen los sueños algún significado?

En la disciplina de Morfeo, el azar es quizás la explicación más precisa a su existencia. Una multitud de personas acuden a internet para preguntarse, por ejemplo, si soñar con un embarazo "significa muerte"; otras optan por procurar, verbigracia, un número de lotería concreto relacionado con presenciar "excrementos" durante la fase REM.

"No se sostiene por pruebas científicas la idea de que los sueños tienen un significado unívoco, como sugieren determinados libros, los cuales no deben leerse tomándolos en serio", explica a FARO el vocal de la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (Anpir) Carlos Losada.

"No se sostiene por pruebas científicas la idea de que los sueños tienen un significado unívoco, como sugieren determinados libros"

Carlos Losada - Vocal de Anpir

decoration

"Los sueños pueden ser el resultado de preocupaciones, deseos o algo que nos haya sucedido, puede ser incluso que estemos asimilando información, realizando una toma de decisiones en segundo plano... o simplemente producto del azar", corrobora el psicólogo clínico Roberto Telle. "No debemos olvidar que el cerebro es un órgano que está siempre en funcionamiento", abunda.

Los estudios científicos exponen que "la posible asociación del contenido de los sueños con los distintos momentos del proceso de duelo tras la pérdida de una relación importante parecen sugerir funciones más allá del azar", lo mismo ocurre con "las pesadillas en el trastorno de estrés postraumático", añade Losada, a la vez que asegura que las aventuras oníricas "rara vez son el problema principal por el que la gente busca ayuda": "Los sueños, incluso las pesadillas, aunque puedan ser molestas, no son de por sí un problema psicopatológico", especifica.

  • El porqué de los sueños Resultado de preocupaciones, deseos o algo que nos haya sucedido Asimilación de información o toma de decisiones en segundo plano Producto del azar

Con respecto al sufrimiento que puedan causar los capítulos mentales más terroríficos, advierte de que "las soluciones farmacológicas, aunque se pueden usar de forma puntual, entrañan riesgos a largo plazo" provocando "efectos paradójicos como más insomnio o sueños más vívidos que pueden resultar desagradables si no se consumen de forma limitada y controlada".

"Los sueños pueden ser el resultado de preocupaciones, deseos o algo que nos haya sucedido, puede ser incluso que estemos asimilando información, realizando una toma de decisiones en segundo plano... o simplemente producto del azar"

Roberto Telle - Psicólogo clínico

decoration

Ambos profesionales comparten que no existe ninguna explicación, tan solo teorías, que sirva para arrojar luz al fenómeno onírico desde el punto de vista psicológico: "Aunque a día de hoy hemos avanzado muchísimo en el conocimiento del cerebro, las emociones, los patrones de pensamiento, etc., todavía queda un largo camino por recorrer", sentencia Telle, quien, para resumir, recuerda una cita del antropólogo sudafricano Lyall Watson: "Si el cerebro fuera tan simple que pudiéramos entenderlo, seríamos tan simples que no lo entenderíamos".

¿Qué sueñan las personas en el resto de España y el mundo?

Curiosamente, los sueños no difieren sobremanera de unos seres humanos a otros, ya vivan en México, Brasil, Estados Unidos, Australia o España.

Así, comenzando por nuestro país, en la mayoría de las comunidades autónomas, sus vecinos duermen 'junto' a los mismos inquilinos que los gallegos -aunque no siempre con semejante orden-, piojos, arañas y serpientes, siendo estas últimas las más comunes en el conjunto del territorio nacional. En otras regiones como País Vasco, Cataluña, Aragón, Castilla y León, Murcia, Andalucía e Islas Baleares aparecen las 'ratas' en medio de sus correrías nocturnas.

Los vecinos portugueses, por ejemplo, también sueñan principalmente con serpientes; tras ellas, con ratones y con dinero

Los vecinos portugueses, por ejemplo, también sueñan principalmente con serpientes; tras ellas, con ratones y con dinero. En Francia, con perder los dientes, con serpientes igualmente y con los ex. Las italianas, por su parte, no sacan de la cabeza "estar embarazada", el sueño más común de toda la población, seguido de serpientes también y piojos. En los Países Bajos, el protagonismo se lo llevan los ex, de nuevo, por delante de caer los dientes y, curiosamente, de un oso grande. El Reino Unido e Irlanda comparten peripecias: dientes cayendo, caballos y serpientes.

Si saltamos el charco, en Venezuela y México, sus habitantes calcan las historias de los gallegos: piojos, arañas y serpientes; ya en Colombia, a los piojos les suceden las cucarachas y las culebras. En este caso, las ratas encuentran 'cobijo' en las mentes de los argentinos, por delante de los piojos, pero por detrás de las arañas. Brasil 'adopta' a perros en sus sueños, aunque las serpientes sean las que más brotan; en tercer lugar, las arañas. Más al norte, en Estados Unidos y en el Canadá de lengua inglesa, su Oniria la habitan las serpientes, los dientes cayendo y las arañas; y entre el sector francoparlante del país de la hoja de arce: perder los dientes, las serpientes y los ex.

Finalmente, al otro lado del planeta, en Australia, triunfan los caballos, las serpientes y los dientes cayendo.

METODOLOGÍA Y FUENTES

Para la elaboración de las listas con los sueños más comunes, se efectuó una búsqueda a través de la herramienta Google Ads y mediante el uso de palabras clave relacionadas indicadas para la estructura "soñar con". En Google Trends, esta última expresión se posiciona como la más utilizada a la hora de consultar un sueño, por encima de "soñé con" y de "he soñado con".

Compartir el artículo

stats