La curva epidemiológica de la COVID-19 vuelve a crecer casi una semana después de levantarse la obligatoriedad del uso de las mascarillas en interiores, con un aumento de la incidencia acumulada entre los mayores de 60 años hasta los 608,1 casos (52,7 puntos más que el viernes) y 23.137 nuevas infecciones en este grupo de edad, lo que ha generado también incrementos en la presión asistencial.

Desde el último informe del Ministerio de Sanidad del viernes, la hospitalización en planta de enfermos con COVID ha pasado del 4,9% al 5,2%, mientras que en las ucis el aumento ha sido de tres décimas, desde el 3,7 al 4%.

Estos incrementos se deberían a la mayor interacción social durante la Semana Santa, la retirada el miércoles pasado de las mascarillas en interiores y eventos primaverales que se llevan a cabo en gran parte de los territorios de España.

Galicia es la tercera comunidad autónoma con mayor incidencia a 14 días en mayores de 60 años, con 1.182 casos por 100.000 habitantes, solo por detrás de Navarra (1.278) y Asturias (1.205).

Según los últimos datos facilitados por las comunidades que facilitan información sobre el total de nuevos positivos registrados en sus territorios, desde el pasado viernes hay 105.421 casos más.

Además, en este período de cuatro días se han notificado 319 defunciones, por lo que la cifra total de fallecimientos es ya de 104.227.