Los escolares gallegos, a punto de despedir la mascarilla en el patio

Comesaña insiste en la "prudencia" y valora el trabajo "técnico" de comunidades y Sanidad a la espera del cronograma para el nuevo sistema de vigilancia

R. V.

La Consellería de Sanidade ha confirmado este viernes que en "próximos días" retirará la recomendación de mantener las mascarillas en los patios de colegios en Galicia y estudiará la "retirada progresiva" en interior por "ámbitos", ha explicado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, tras la firma de los acuerdos de gestión para este año con las siete áreas sanitarias. La gallega es una de las pocas comunidades que mantienen esta medida.

Preguntado sobre si se abordó la retirada de las mascarillas en interiores en la reunión del Ministerio de Sanidad con las comunidades en Zaragoza, Comesaña ha explicado que "no" se trató. "Todos pensamos que las mascarillas algún día en interior se dejarán de utilizar y Galicia, en particular, considera que tiene que empezar a abordarse", ha comentado, para matizar que ese "proceso de retirada de no será un día concreto".

"Cuando sea oportuno empezaremos reduciendo mascarillas en ciertos ámbitos", ha señalado, para matizar que de "cómo hacer las cosas se habló" en el encuentro en Zaragoza. "Nosotros vamos a dar un paso ahora, con la retirada de las mascarillas en los patios, como dijimos, una vez terminada la vacunación de la segunda dosis", ha manifestado en relación a la inmunización de la población infantil de cinco a 11 años.

"Más pronto que tarde"

"Decíamos que una vez terminada la segunda dosis, que terminó esta semana", ha recordado. "Probablemente en los próximos días, en las próximas semanas daremos ese paso", ha ratificado en relación a la retirada de las mascarillas en los patios.

En el caso concreto de los interiores, el titular de Sanidade ha apuntado que estudiarán e "impulsarán" la "retirada progresiva de la mascarilla" en ese proceso que, ha apostillado, "va a llegar más pronto que tarde".

Preguntado en que ámbitos se comenzará a retirar primero en interiores, el conselleiro ha puntualizado que se trata de una cuestión "que tiene que trasladar la ponencia de alertas" y, "a partir de ahí seguir la discusión".

Seguimiento de casos

Sobre el encuentro de este pasado jueves en Zaragoza, ha explicado que una de las cuestiones debatidas este jueves se centró en "cómo dejar de hacer ese seguimiento" de los casos de Covid-19 con las herramientas desarrolladas y en qué ámbitos.

"La propuesta es que la próxima semana, la ponencia de salud pública propondrá cronograma, asociado a algún hito en el ámbito de los indicadores, probablemente al de ocupación hospitalaria", ha comentado, para añadir que, a partir de ahí, la "ponencia de alertas fijará un valor desde el que se hará solo seguimiento de los casos más graves y ya no habría aislamiento de los casos positivos". "Tienen que haber proposición de la comisión de alertas y la Comisión de Salud Pública aprobarla", ha abundado.

"La sensación de la reunión de ayer es la de un trabajo técnico bien hecho, la semana pasada proponíamos que la decisión fuera con carácter técnico, así lo fue", ha afirmado, para matizar que "se avanzó mucho en el diseño del sistema de vigilancia".

De este modo, ha destacado que "se acordó seguir usando los recursos desarrollados para el seguimiento de la Covid y extenderlo a otras patologías en las próximas semanas". "Se incidió mucho en el cómo queremos tener esa información", ha señalado, para asegurar que "quedó un escenario de cómo hacerlo bastante razonable y en la próxima semana se establecerá cuándo será ese paso".

Sobre la situación de las comunidades, ha reconocido que Galicia "está experimentando un ligero repunte en la incidencia acumulada a siete, como otras comunidades". "En ese contexto, tras quitar la cuarentena de contactos estrechos, nos pareció oportuno que la semana que viene la ponencia de alertas haga una propuesta de cronograma y nos vayamos adaptando a ese cronograma para implantar estos cambios importantes", ha señalado, en relación a avanzar a "ese no aislamiento de los casos positivos".

Por todo ello, se ha mostrado "satisfecho" porque "fue un escenario técnico, donde se plantearon aspectos de progresividad que siempre Galicia pidió y, de prudencia, que también Galicia va pidiendo". "Sobre todo viendo los datos de estos días, que mantienen la tendencia a la baja de la hospitalización, que pasará en los próximos días a ser uno de los criterios fundamentales", ha concluido.