Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Localizados los restos de otras cinco víctimas de la represión franquista en el Cementerio de Alicante

Un equipo de arqueólogos halla los esqueletos completos en la fosa 33, donde se cree que hay 18 cuerpos, entre ellos el de una mujer

Exhumación fosa 33 represaliados Guerra Civil en Cementerio Alicante.

Otras cinco víctimas de la represión franquista han aparecido durante los trabajos de exhumación en la fosa 33 del Cementerio Municipal de Alicante en una excavación arqueológica que cuenta con el apoyo económico de la Conselleria de Calidad Democrática. La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, acompañada de la secretaria autonómica de Calidad Democrática, Toñi Serna, ha realizado una visita al camposanto para comprobar in situ esta última intervención. Jorga García, de Drakkar Consultores, firma que realiza la búsqueda y extracción, ha señalado que los primeros esqueletos hallados están completos e intactos, y que esperan hallar 18, entre ellos una mujer. Los primeros que han aparecido son los últimos en ser fusilados, el 12 de febrero de 1942, y están sin caja; y se espera que debajo esté el resto, enterrados en cajas. Los primeros en ser represaliados datan de diciembre de 1941.

Esta fosa es la cuarta del camposanto en que se busca a víctimas de la represión franquista desde que se iniciaron las excavaciones en la número 10, en febrero del año pasado, en la que se hallaron pocos restos y sin conexión. En diciembre aparecieron los primeros restos en el marco de la búsqueda en la fosa 20, donde aparecieron cuerpos intactos, y en la 36, aunque en ésta estaban removidos. Posteriormente se ha comprobado no obstante que hay vestigios de las 22 víctimas que se presuponen allí inhumadas.

Pérez Garijo se ha mostrado optimista por estos primeros resultados "que nos permitirán seguir exhumando para retornar a las familias de las víctimas los restos de sus seres queridos, que tantos años de sufrimiento llevan esperando". "Se trata de un momento muy emotivo -ha asegurado la consellera- a pesar de tener esa sensación de tristeza por llegar un poco tarde a la lucha que comenzaron hace años los hijos de las víctimas y que luego continuaron sus nietos".

Para la consellera de Calidad Democrática "reparar la memoria de las víctimas y abrir todas las fosas de nuestro territorio es una cuestión de justicia" porque, "no se entiende que en una democracia tengamos las cunetas y los cementerios llenos de fosas comunes".

Los trabajos en la fosa 33, que han comenzado este mes de enero en el Cementerio de Alicante, continuarán durante el mes de febrero con el objetivo de recuperar los restos de 18 personas que fueron asesinadas entre el 17 de diciembre de 1941 y el 12 de febrero de 1942, de las localidades alicantinas de Novelda, Elx, Benejúzar, Almoradí, Banyeres, Callosa de Segura, Elda, Torrevieja, Onil, Monforte del Cid, Rojales, Cocentaina y Monóver. Las tareas iniciales han permitido localizar los primeros restos de cinco víctimas sin ataúd en conexión anatómica a una profundidad de unos 80 centímetros, dos de ellos completos. Los otros tres cuerpos parece que también están completos pero se están realizando tareas de limpieza para confirmarlo.

Todo parece indicar, según informa el Consell, que los cuerpos parecen arrojados a la fosa y no colocados, lo que se confirmará una vez sean exhumados y se proceda a la toma de muestras de ADN en laboratorio. De acuerdo con la cronología de fusilamientos, estos cuerpos pertenecerían a los últimos cinco fusilados. En este sentido, en los registros cementeriales no hay constancia de otros enterramientos en la fosa que no sean los de víctimas de la represión franquista, por lo que todo hace pensar que se trata de los fusilados que se están buscando en este caso. Los trabajos de exhumación de la fosa 33 están promovidos por la Asociación de Familiares de los Represaliados del Franquismo del Cementerio de Alicante, que impulsa la próxima apertura de la fosa 14, y cuentan con una subvención de la Conselleria de Calidad Democrática de 72.570 euros. En la provincia de Alicante alrededor de 400 personas de diferentes localidades alicantinas y también de otros municipios españoles desaparecieron víctimas de la represión franquista a través de numerosas ejecuciones tras juicio sumarísimo y sentencia de muerte.

Compartir el artículo

stats