Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La explosión de casos de la sexta ola empieza a remitir en 136 municipios

El ritmo de crecimiento se desacelera en cinco de las urbes y en tres consistorios no hay contagios nuevos desde al menos siete días | Vuelve a caer el número de hospitalizados

Imagen de fondo: gente paseando por una céntrica calle de Vigo Alba Villar / FDV

La sexta ola se acerca a su pico y la explosión de casos COVID por la variante ómicron empieza a remitir en Galicia. Así sucede en al menos 136 concellos gallegos, donde la incidencia a siete días ya es menos de la mitad de la incidencia a catorce días. Éste es un indicador que utilizan los expertos para observar si la curva de contagios empieza a doblegarse. Y en cuatro de cada diez municipios de la comunidad los nuevos casos de coronavirus en los últimos siete días ya son menos de la mitad que los nuevos contagios de los últimos catorce días. Entre ellos, figuran cinco de las siete ciudades: Vigo, Ourense, Santiago, Lugo y Ferrol.

Hay además municipios donde la caída de nuevas infecciones es muy acusada. Son concellos pequeños y del rural. Por ejemplo, Vilardevós en Ourense, que pasó de 48 infecciones en 14 días a 12, o A Pobra de Trives con 81 casos y 22, o A Mezquita con 71 contagios y 12 o Larouco, con 70 y 19 infectados.

Además, hay un ayuntamiento, Muras, en Lugo, donde en las dos últimas semanas no ha habido ningún caso nuevo de coronavirus. Y en otros dos, Negueira de Muñiz en Lugo y San Xoán de Río en Ourense, lleva siete días sin que nadie caiga infectado de coronavirus.

¿Y cuál es la situación global de la comunidad? Galicia se asoma a las 80.000 personas infectadas con COVID en estos momentos. Son cifras tan abultadas es necesario ponerlas en contexto para comprender su magnitud. A lo largo de la pandemia el Sergas lleva registrados casi 365.000 contagios, de modo que en este momento tienen el coronavirus un 21,5 por ciento de todos los que lo han pasado a lo largo de estos dos años.

Una vez que las cifras se han asentado tras los dos últimos cambios en el protocolo (el acortamiento de las cuarentenas y la entrada en la estadística de los positivos en autotest), día a día se baten los máximos históricos de casos activos; ayer eran 78.692. Y sin embargo, el resto de parámetros indican que la explosiva sexta ola ya se está debilitando.

Según la información de la Consellería de Sanidade, con registros hasta las seis de la tarde del jueves, los contagios de COVID-19 registrados en las últimas 24 horas descienden hasta 6.339, que suponen 299 menos que el día anterior. Esa evolución positiva se observa también en la incidencia acumulada a 14 días, que baja por tercer día consecutivo. Se queda en 3.259 casos por 100.000 habitantes, y el dato a 7 días (1.300), pronostica que la tendencia a la mejora seguirá acentuándose. De consolidarse, la Xunta decidirá la semana próxima levantar las restricciones vigentes desde finales de diciembre.

Otra buena noticia, relativamente, está en los contagios de SARS-CoV-2 detectados en las últimas 24 horas. Siguen siendo muchos, pero bajan hasta los 6.339, que suponen 299 menos que la jornada anterior. Se quedan ya lejos de los 8.427 registrados justo hace una semana, el viernes 14 de enero.

Los hospitales

También mejora el panorama la situación en los hospitales. Los pacientes ingresados por este coronavirus caen a 560 (28 menos); descienden a 507 los hospitalizados en planta y suben en cuatro, hasta los 53, los que están en las unidades de críticos. La inmensa mayoría, 78.132 pacientes, se encuentran en seguimiento en su domicilio, pues los síntomas de la infección son leves.

Las personas fallecidas diagnosticadas con COVID-19 desde el inicio de esta pandemia en toda Galicia ascienden a 2.873, tras haber notificado la Consellería de Sanidade ayer cinco óbitos. Mientras, 283.323 personas diagnosticadas de coronavirus se han curado en la Comunidad gallega desde el comienzo de esta crisis sanitaria, que implican 4.876 más que las registradas hasta el día pasado.

¿Y en España? El Ministerio de Sanidad notificó ayer 141.095 nuevos contagios y sumó 142 fallecidos al recuento oficial. La incidencia acumulada sube 139 puntos hasta los 3.418 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una nueva cifra récord. ¿Por qué esta subida? Porque son dos semanas después de la celebración de Reyes, y las anteriores olas han evidenciado que los contagios explosionan 14 días después. Aragón es la comunidad autónoma con la tasa de contagios más alta al alcanzar los 5.730 puntos. Le siguen Navarra con 5.528 y Murcia con 5.372. Galicia está a la cola, con sus 3.259 casos.

Respecto a la presión hospitalaria, 18.675 personas permanecen ingresadas por COVID, 259 menos que el día anterior. La ocupación de las camas en planta por paciente con coronavirus bajó de riesgo muy alto a alto al situarse en el 14,96%. Este descenso se refleja más levemente en las unidades de cuidados intensivos, donde la ocupación baja dos décimas hasta el 23,25%. 

Los Carnavales, sobre todo al aire libre y con número reducido de comensales

El Comité Clínico que previsiblemente se reunirá el martes próximo abordará el protocolo para la celebración del Carnaval en Galicia en el contexto de pandemia por el COVID-19, así como el límite de personas en las comidas con motivo de estas fiestas para “reducir su impacto” en los contagios. Así lo explicó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, a preguntas de los medios con motivo de su presencia en una visita en el Hospital comarcal de Valdeorras. “Tenemos un borrador de ese protocolo, que trasladaremos en el próximo Comité Clínico para aprobación si es el caso”, afirmó.

Al respecto, Comesaña incidió en que ultiman este protocolo porque, “aunque el carnaval queda lejos”, “especialmente en la provincia de Ourense desde el 7 de febrero ya empieza a haber algún tipo de actuación”. Por ello, aseguró que “la idea es que para ese día esté disponible”.

Según avanzó, “es un protocolo que incide, sobre todo, en el uso de los espacios exteriores, en la distancia, la mascarilla...” y que “regula de modo específico las características de estas fiestas tan populares en la provincia de Ourense”.

En relación a la limitación de personas en las comidas tradicionales con motivo del Carnaval, el titular de Sanidade expuso que en la actualidad el número que se recomienda se sitúa en 10 y ahora valorarán si se mantiene o reduce.

En este sentido, resaltó que se trata de una medida para “intentar reducir la concentración de personas en un entorno tan arriesgado como es el de la comida”, donde uno se quita la mascarilla, con el fin de “tratar de reducir el impacto”. “No hablamos de eliminarlas, pero sí reducir el número para disminuir la probabilidad de contagio en esos eventos”, concluyó. 

Compartir el artículo

stats