Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

La campaña de los negacionistas se extiende contra los jueces

La cuenta de correo electrónico institucional de la administración ha recibido más de 600 mensajes | Los sindicatos piden más protección para los sanitarios amenazados

Vídeo-denuncia de un sanitario canario a los negacionistas

Vídeo-denuncia de un sanitario canario a los negacionistas. La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vídeo-denuncia de un sanitario canario a los negacionistas. Verónica Pavés

Los colectivos negacionistas, en afán por boicotear la vacunación infantil, han extendido sus amenazas a los jueces canarios. Las coacciones que, desde el 25 de diciembre, han estado recibiendo los enfermeros y auxiliares de enfermería del Servicio Canario de Salud (SCS), también se han colado y saturado la bandeja de entrada de la cuenta de correo institucional de la Administración de Justicia de Canarias, a la que también acceden secretarios, procuradores y otros funcionarios.

Al igual que ha ocurrido en Sanidad, el titular de la sección 2 del Contencioso Administrativo de Las Palmas ha decidido acudir a la Jefatura Superior de Policía para denunciar estos hechos tras recibir más de 600 mensajes de correo electrónico. En ambos casos, los correos electrónicos se han emitido con el único afán de paralizar la vacunación amedrentando a los profesionales asegurando que están incurriendo en una ilegalidad.

"Estos colectivos han menospreciado el trabajo de los enfermeros"

Leopoldo Cejas - Secretario general de Sats

decoration

El el spam masivo de panfletos antivacunas para interrumpir la campaña pediátrica podría haber incurrido en un doble delito, uno de acoso y otro de vulneración de datos personales, dado que las cuentas de correo electrónicos institucionales a los que han llegado los mensajes son de uso exclusivo para el personal de la administración y cuentan con el amparo de la Ley de Protección de Datos.

"No se lo merecen". Con esta frase el secretario general del sindicato de Enfermería (Satse), Leopoldo Cejas, resumió ayer el sentir general de todos los profesionales la sanidad canaria tras conocer que dos colectivos negacionistas han amenazado con denunciar a enfermeras y auxiliares de enfermería por, según ellos, "cometer graves delitos" durante la campaña de vacunación infantil. Ante esta situación, los representantes de los sanitarios no han dudado en condenar esta acción coordinada y han exigido al Gobierno de Canarias que dote a los sanitarios afectados de un mayor amparo legal y garantías de seguridad.

Un tercio de los enfermeros y auxiliares del SCS recibieron correos amenazantes

decoration

Lo solicitan porque creen que el problema de fondo es mucho mayor de lo que puede aparentar y consideran que acciones como esta no se deben "dejar pasar". Lejos de tratarse de un hecho anecdótico, el colectivo sanitario encargado de la vacunación infantil ha recibido hasta 6.339 correos electrónicos - es decir, un tercio de los 18.000 enfermeros y auxiliares de enfermería que hay en Canarias - en el que se les amenazaba por inocular la vacuna a niños. De ahí que el propio director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, decidiera personarse en la Jefatura Superior de Policía para denunciar estos hechos. 

El mensaje enviado a los sanitarios de forma masiva arremete contra la vacunación alegando que los trabajadores están "cometiendo graves delitos tipificados en el código penal contra menores de edad". Entre ellos, estos dos colectivos - que se han mostrado abiertamente y en distintas ocasiones en contra de la vacunación contra la covid-19 - ponen sobre la mesa argumentos que han sido ampliamente desacreditados por la ciencia, como que la vacuna para menores de 12 años "no ha finalizado el correspondiente estudio de seguridad" o que este medicamento "tiene numerosas reacciones graves, muy graves y letales" . Estas asociaciones amenazan también a los enfermeros - que han sido los principales actores responsables de la vacunación - asegurando que están incurriendo en "delitos de intrusismo profesional", dado que, según ellos, la administración de este fármaco requiere prescripción médica. Todos los mensajes que vierten estos colectivos han sido desacreditados en diversas ocasiones por la ciencia. Con respecto al intrusismo, la realidad es otra, pues de 2018 el personal de no requiere de que la autorización del médico para dispensar vacunas.

"Lo que faltaba es que ahora deban atender a estas faltas de respeto"

Juan Navarro - Secretario de FSSS de CCOO

decoration

Los sindicatos ahora piden ir más allá. Por un lado apuestan por proteger a los profesionales porque este tipo de circunstancias genera incertidumbre a los trabajadores que, ahora más que nunca, "deben sentirse respaldados" por la Administración, como incide Juan Navarro, secretario de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Canarias. Por otro, los sindicatos creen que se debe seguir investigando qué ha podido ocurrir para que miles de correos electrónicos corporativos y privados llegaran a manos de estos colectivos negacionistas: la Asociación Nacional Sovida y la Asociación Nacional Leaders Collegue International. "Habrá que saber si ha sido un filtrado o un ciberataque", resalta Navarro que incide que, a día de hoy se desconoce. En caso de tratarse de una filtración, "deberemos dirimir si ha sido por acción, omisión o mala leche", como incide Cejas. 

La Unión General de Trabajadores (UGT) ya se plantea denunciar estos hechos en conocimiento de la justicia. "Hemos hecho un llamamiento a nuestros afiliados para verificar cuántos han sido amenazados y así ponerlo de inmediato en manos de nuestros abogados y poder denunciarlo", asevera Francisco Bautista, secretario general de la Federación de Empleados de Servicios de UGT. También el sindicalista cree que el Gobierno de Canarias se manifieste sobre este asunto para que este hecho no quede impune más allá de las pesquisas policiales que se pudieran realizar en los próximos días. 

"No puede ser que unos profesionales que están haciendo su labor con toda la profesionalidad del mundo arriesgando sus propias vidas, que vengan unos indeseables a amedrentar porque ellos no creen en la ciencia ni las vacunas ni salvar vidas", denuncia Bautista. Este nuevo ataque ha sido para ellos "la guinda del pastel" en un cúmulo de circunstancias que están lastrando su vida personal y laboral. "Es lo que faltaba, encima de estar saturados deben atender a estas faltas de respeto", recalca Navarro. 

"UGT trasladará los hechos a sus servicios jurídicos para tomar acciones legales"

decoration

"Están cansados, quemados y aburridos de esta situación y es injusto que se les menosprecie el trabajo que han venido realizando durante tanto tiempo de esta manera", insiste, por su parte, Leopoldo Cejas. Los enfermeros y auxiliares han sido los encargados de una campaña de vacunación que, tras más de un año, "agota" al colectivo.  

Cejas considera que en este hartazgo generalizado tiene mucho que ver con cómo la Administración ha organizado el trabajo en los últimos años. "Se han equivocado con la conciliación y el ejemplo es que ya no hay tantos voluntarios para vacunar los fines de semana y festivos", recalca Cejas. Según una última encuesta realizada por Satse a sus afiliados en relación a sus vivencias durante la pandemia de covid, seis de cada diez enfermeros en Canarias abandonaría su trabajo si consiguiera un puesto laboral en otro sitio. Ocho de cada diez pensaba que a día de hoy la pandemia ya se habría acabado y la misma proporción indica que le es imposible evadirse del trabajo cuando termina su turno

"No puede ser que unos individuos amedrenten por no creer en la ciencia"

Francisco Bautista - Secretario de la FESP de UGT

decoration

La investigación contra estos colectivos negacionistas se mantiene, en ambos casos y por el momento, en manos de la policía que tendrá que dirimir si es necesario multar o tomar otra medida contra estas asociaciones.

Compartir el artículo

stats