Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cajigal: “El arte es el producto humano en el que más volcamos lo que somos ”

“Tenemos una deuda con las artistas. En el museo del Prado en el siglo XIX había más artistas mujeres que en 2015, lo que quiere decir que algo tuvo que pasar”, afirma

Miguel Ángel Cajigal Vera y Antón Pulido, en el Club FARO. ALBA VILLAR

“La historia del arte es la disciplina que más nos ayuda a entender a otras personas, otras culturas y otros países porque el arte es, probablemente, el producto humano en el que volcamos más cosas de lo que somos”. Así se refirió ayer a esta manifestación Miguel Ángel Cajigal Vera, el Barroquista, que ayer presentó en el Club FARO de Vigo su primer libro, “Otra historia del arte. No pasa nada si no te gustan ‘Las meninas’” (Plan B), en la que el historiador del arte y divulgador gallego propone al lector una nueva manera de acercarse a esta disciplina y de disfrutar de la misma sin prejuicios y con total libertad, sin dejarse influenciar por el canon preestablecido, que no favorece el aprendizaje y ha encorsetado al público.

¿Qué pasa si no nos gustan ‘Las meninas’ de Velázquez o ‘El Guernica’ de Picasso? ¿Debería gustarnos? ¿Es mejor mantener oculta nuestra opinión para no pecar de ‘ignorantes’? ¿Qué es exactamente una obra maestra? ¿Se puede considerar arte un platano pegado con celo en una pared? ¿Qué es, en definitiva, el arte? Estas son algunas de las preguntas a las que intenta dar respuesta el creador del blog ‘El barroquista’ en esta obra, que prescinde de la teoría para ir al corazón del arte.

“Soy un historiador del arte atípico; no me interesan las fechas y no recuerdo ninguna. Lo que siempre me ha interesado es la faceta del arte como comunicador de ideas, pero si queremos verlo así tenemos que dejar atrás los prejuicios, como por ejemplo, que todo el arte es bello y que todo el arte implica un virtuosismo técnico. Esto no es necesariamente así”, afirmó.

Según el ponente, no debería pasar nada por decir que un cuadro como “Las meninas” no nos gusta. “Una cosa es el gusto y otra el criterio. Las mejores cosas no siempre tienen que ser las que más nos gusten y al revés. La clave no es que Velázquez te tenga que gustar o no, sino saber por qué te gusta o no y que no tiene por qué gustarte obligatoriamente. Si además de eso eres capaz de saber por qué es tan importante perfecto, pero no todo el mundo tiene tiene que saber de arte, aunque es cierto que el mundo es mucho más bonito si sabes de arte”, afirmó el conferenciante en el acto que presentó en el MARCO el pintor Antón Pulido.

El Barroquista aseguró que para acercarse al arte con otra mirada, hay que saber cómo se ha creado el canon del arte, creado por el museo de Louvre, el MOMA y el National Gallery, y al que se deben conceptos como ‘obras maestras’ y ‘grandes genios’. “¿Por qué todo el mundo conoce la Gioconda y no otros cuadros más interesantes de Da Vinci? Porque está en el Louvre”, argumentó.

Según el Barroquista, “Otra historia del arte” es una “especie de llave para hackear el sistema”. “La idea del libro es quien se lo lea vea las obras desde una perspectiva no tan prejuiciosa, sin adorar al artista y sin la necesidad de venerar cada cosa que salió de su pincel. No debería ser un tabú decir que Velázquez también tiene cuadros que son burocráticos y algunos que son realmente flojos”, afirmó.

Cajigal Vera también se refirió al machismo en el arte, que condenó al ostracismo a la mujer artista en los museos hasta hace apenas unos años, cuando ha comenzado su rescate. “Tenemos una deuda con las artistas. En el museo del Prado en el siglo XIX había más mujeres artistas expuestas que en 2015, lo que quiere decir que algo tuvo que pasar y no solo sucedió en este museo” afirmó el divulgador, que hace unos años organizó una campaña en redes sociales junto con el cineasta y también historiador del arte vigués Xoán Escudero, para que el cuadro “El Cid” de Rosa Bonheur se colgase en las salas del Museo del Prado. Ahora se ha convertido en un icono moderno de la pinacoteca nacional y es, recordó, el segundo cuadro que más foto roba tras el de “Las meninas”. “La salida de Boheur de los almacenes del Prado creó una reflexión general sobre qué pasaba con las mujeres artistas y creo que podemos estar muy orgullosos de que de todos los grandes museos de su órbita sea el que más mujeres artistas tiene expuestas en sala, más de 20, aunque siguen siendo muy pocas. Y no es cuestión de cuotas. Que antes solo fueran hombres también es una cuota”, afirmó.

Una aproximación al acto creativo desde una mirada distinta

“Otra historia del arte” es un libro divulgativo sobre la historia del arte, aunque su pretensión no es ahondar en los distintos movimientos artísticos ni la vida y obra de los grandes artistas, de quienes ya hay sobradas biografías y estudios. Tampoco es desvelar grandes secretos ni misterios insospechados sobre obras de arte reconocidas. La obra de Miguel Ángel Cajigal Vera, el Barroquista, va por otros derroteros. Lo que intenta explicar es qué es eso que se conoce como Historia del Arte y para qué sirve. Y lo que és aún más importante: qué es el arte. El divulgador gallego parte de la idea de que el arte es para todos, tanto para mayores como para niños, para quienes aman la belleza y para quienes se inclinan por lo extravagante. En esta obra, Cajigal invita al lector a acercarse al arte sin miedo y con absoluta libertad. ¿No te gusta Velázquez o Picasso? No pasa nada. El propio Cajigal reconoce que tiene un amigo, también historiador del arte y con una extensa experiencia en la creación artística, a quien esta obra de Velázquez le resulta “un cuadro espantoso”. Cajigal es además, comisario de exposiciones y músico, y ejerce como docente y educador patrimonial en la Cidade da Cultura de Galicia. Fue comisario, junto a Deborah García Bello, de la exposición “Galicia Futura”, que fue inaugurada el pasado mes de julio en el Gaiás con motivo del Xacobeo 21-22.

Compartir el artículo

stats