El ministro de Sanidad de Francia, Olivier Véran, admitió ayer que la cifra de contagios notificada diariamente podría ser una reducida muestra de la situación epidemiológica, dando por hecho que supera el medio millón. Un día después de notificar 370.000 nuevos casos de COVID, un dato sin precedentes en la pandemia, explicó que “se puede considerar que no está lejos del millón en realidad”. “Probablemente haya más de 500.000 por día” apostilló.