La asociacion Derecho a Morir Dignamente (DMD) denuncia “la pasividad entorpecedora” del cumplimiento de la Ley Orgánica de Regulacion de la Eutanasia (LORE) por parte de la Xunta, que hasta ahora “solo cumplió tarde con las exigencias ineludibles” a las que le obliga dicha norma. “Pero ni desarrolló lo previsto en la misma en lo que concierne al testamento vital, ni tampoco en lo referido a la difusión pública y a la formación en esta cuestión de los profesionales sanitarios”, afirman desde este colectivo con motivo del Día de la Muerte Digna, que se celebra mañana, día en que murió Ramón Sampedro, símbolo de la lucha por la despenalización de la eutanasia.

DMD conmemorará esta efeméride el domingo 16 en la playa das Furnas (Xuño-Porto do Son) en un año en el que adquiere especial significación por ser el primero en el que existe una ley que reconoce el derecho a solicitar y a recibir ayuda para morir, “un innegable progreso en la humanización de la muerte”.