Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos esperan un enero complicado de COVID y una posible ola de gripe en febrero

Epidemiólogos aseguran que nos podremos contagiar de ambos virus pero “será algo anecdótico”. “Es una muestra de que el virus pandémico se está debilitando”, confían

El avance de la vacunación, una de las armas contra la imparable ola de COVID. | // E.P.

“Enero va a ser un mes muy complicado con gran cantidad de personas infectadas. Es posible que muchas sean asintomáticas o con síntomas de un catarro, pero hay que ser prudente ya que habrá casos de mucha gravedad”. Es el vaticinio que realiza la catedrática de Inmunología de la Universidade de Vigo África González, expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología.

  • África González: “Habrá más pandemias y tenemos que estar mejor preparados”

“Por lo que se ha visto en otros países –añade González– que empezaron antes que nosotros con la variante ómicron, como es el caso de Sudáfrica, estos tuvieron una subida de casos en unas cuatro o cinco semanas y la bajada fue también bastante rápida (4-5 semanas), pero hay que tener en cuenta que su población es muy joven comparada con la nuestra”.

Por ello, recuerda el caso de Reino Unido que “comenzó más tarde y sigue aún en plena expansión como Estados Unidos, Francia y España”. “Es previsible que esta ola continúe varias semanas”, avisa.

“A finales de enero o principios de febrero las cifras de casos podrían bajar"

Juan Gestal - Medicina preventiva

decoration

El doctor Juan Jesús Gestal Otero, profesor emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidade de Santiago (USC) señala, por su parte, que “si ocurre lo mismo que en Sudáfrica el descenso será rápido y posiblemente a finales de enero principios de febrero las cifras sean bajas”. Para él, “si no hemos llegado al pico no debemos andar muy lejos”.

El epidemiólogo Juan Gestal. EDICIONES BOLANDA

El epidemiólogo y profesor de Medicina Preventiva en la USC Francisco Caamaño también cree que quizás “estemos a punto de llegar a un pico de contagios pero hay que ser prudentes porque a pesar de que estando vacunados tenemos menos probabilidad de enfermedad grave, también es cierto que ese incremento acabará trasladándose a las UCI. Veremos qué pasa la semana que viene”.

“Probablemente sea un buen indicador que comience a circular la gripe”

Francisco Caamaño - Medicina preventiva

decoration

Gestal apunta que “si el debilitamiento que se está observando en el SARS-CoV-2 continúa, este irá poco a poco dejando de circular y desapareciendo lo que permitirá que otros virus respiratorios como el de la gripe puedan ir incrementando su presencia”.

Francisco Caamaño, epidemiólogo. Xoán Álvarez

El catedrático de la USC incluso subraya la posibilidad de que se produzca “una ola de gripe si deja de circular el SARS-CoV-2”. No olvidemos que, el pasado año, la presencia de la gripe o de otros virus respiratorios –como el sincitial entre los niños– fue residual. No obstante, Gestal aclara que sus vaticinios se cumplirían siempre y cuando “no ocurra algo nuevo que lo cambie todo, pues este virus no deja de sorprendernos”.

De hecho, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, indicaba el pasado 9 de diciembre que Galicia alcanzaría en siete días la “estabilización” de la sexta ola si en el Puente de la Constitución se contuviesen los contagios. Entonces indicaba que a 14 días “parece que está alcanzando la meseta”. Ahora, sabemos que la ladera de la montaña siguió creciendo. Falta por conocer el efecto de fin de año y Reyes, dos jornadas de juntanzas sociales.

Ahora mismo, la gráfica continúa con velocidad de crucero al alza sin que sepamos claramente cuándo comenzará a descender.

No obstante, hay indicadores que nos invitan a ver la luz en el túnel o, al menos, a seguir soñando con ella. Para Caamaño, “probablemente sea un buen indicador que empiece a circular la gripe. Significaría que la cepa de coronavirus no es tan agresiva”. Para que no haya una epidemia de gripe este invierno aboga por el uso de la mascarilla como medida de control.

  • “Para mí es casi tan importante la vacuna de la gripe como la del COVID”

Por su parte, el doctor Juan Gestal aclara que “de momento la presencia de casos de gripe es anecdótica”. Descarta que haya confusión en la práctica clínica entre gripe y COVID ya que los laboratorios de los hospitales utilizan test “para detectar virus sincitial respiratorio, gripe y SARS-CoV-2”.

“Es posible que esta ola continúe varias semanas y habrá casos de mucha gravedad”

África González - Inmunóloga

decoration

Otra cosa es que el ciudadano de a pie los distinga. África González reconoce que “es posible que los síntomas de gripe enmascaren a los de COVID o viceversa”. Por ello, la Sociedad Española de Inmunología ha desarrollado una app para diferenciar los síntomas de ambos y del catarro (https://www.inmunologia.org/index.php/seicov).

África González Inmunóloga

Llegan las coinfecciones

González señala que “también se podrían dar casos de coinfecciones, de gripe y COVID aunque no son muy frecuentes”. Gestal añade que “de momento no han planteado mayores problemas” pero que tienen un lado positivo: es una muestra de que el virus pandémico se está debilitando”.

Este doctor puntualiza que “muy incorrectamente esta coinfección se ha denominado ‘flurona’ como si de una nueva enfermedad se tratase, cuando no tiene tal entidad. Ambos virus tienen diferentes receptores, o sea distintas puertas de entrada a las células, y entre ellos no se va a producir ninguna recombinación. Podremos contagiarnos de ambos virus, pero será algo anecdótico”.

La inmunóloga África González aclara, no obstante, que “es más grave la coinfección del SARS-CoV-2 con bacterias que con virus, según los datos de asistencia en UCI. El 14% tenían COVID e infección bacteriana, frente a un 5% de coinfectados de COVID con otros virus”, atendiendo a un estudio de Elena Plans del Hospital Gregorio Marañón.

 

Compartir el artículo

stats