El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, ha decidido posponer al 13 de enero el pleno ordinario de diciembre que estaba previsto para el jueves 30 de diciembre, de acuerdo con las consultas realizadas por la portavoz del gobierno, Tania García, con los demás grupos políticos de la corporación.

El aplazamiento se justifica tanto por la mala evolución de la situación epidemiológica en la capital arousana, con una incidencia que supera los 500 casos por 100.000 habitantes a catorce días, como por la ausencia de asuntos urgentes en la orden del día de la sesión. Fuentes municipales señalan que todos los temas a debatir pueden posponerse a después de las fiestas navideñas.

El ejecutivo de Varela entiende que “es necesario tomar medidas de prevención para contener la propagación de la infección”.

En cuanto a los casos activos en la comarca de O Salnés, Vilagarcía se mantiene en 225 (igual que la jornada anterior). Cambados desciende a 117 (uno menos) y O Grove aguanta en 45. Vilanova experimentó un repunte de tres contagios y alcanza los 26. Los demás concellos no actualizaron sus datos.