En febrero de 2020, Telefónica junto a Dekra y a Seat puso en marcha un laboratorio I+D para el desarrollo de conducción conectada en Málaga, dónde se incluía una cámara apantallada única en Europa, en la que se podía probar el funcionamiento del coche conectado con las distintas frecuencias internacionales con las que se puede acceder al 5G en cada país. Desde entonces la operadora ha seguido impulsando la tecnología 5G, y es que, tal y como señala el presidente de Telefónica, “esta tecnología más que una evolución, es una revolución”.

Primeras soluciones comerciales 5G

Si a nivel residencial, en mayo de 2021 se consiguió que el 80% de la población y 1.253 municipios tuvieran acceso a esta tecnología desde sus casas y negocios, acelerando la velocidad de transmisión de los datos y la cobertura en sitios que hasta ahora no la tenían, recientemente se anunció la puesta en marcha en España de las primeras soluciones comerciales basadas en el 5G de todo el continente europeo.

 La oferta de Telefónica parte de 3 opciones de conectividad 5G para Empresas, según las necesidades de cada uno. Se puede elegir entre conectarse al 5G a través de la red pública de Telefónica (Movistar Intranet 5G), mediante una red privada 5G diferenciada con una infraestructura compartida sobre el core de la red pública de la operadora (Privada Virtual 5G) o con una red privada 5G con una infraestructura totalmente dedicada (Privada Dedicada 5G). Y hasta el momento, Telefónica proporciona 3 servicios de valor añadido que facilitan el uso de drones en instalaciones y en espacios abiertos; la utilización de robots industriales y AGVs; y servicios de gestión en remoto, con o sin realidad virtual.

Esta propuesta para las empresas se fundamenta en los 80 casos de uso que Telefónica lleva realizando desde el 2018, con fondos de la Unión Europea y en colaboración con diversas entidades públicas y compañías privadas para testar esta tecnología en diversos ámbitos e industrias, como la salud, el turismo, la industria, la logística, la educación o el sector del entretenimiento.

La tecnología 5G trae un internet más potente, rápido y con menor latencia

Experiencias digitales en tiempo real

Todos ellos se han beneficiado de las virtudes del 5G, y que van desde mejorar la velocidad de transmisión de voz y datos hasta los 10 Gb/s; la posibilidad de reservar parte del ancho de banda, priorizando el tráfico; conectar hasta 1 millón de dispositivos por kilómetro cuadrado y el que el tiempo de respuesta se reduzca hasta el milisegundo, favoreciendo que las experiencias digitales se produzcan en tiempo real, de forma segura y sin interferencias.

Lo mejor aún está por llegar

Pero estos servicios son solo la punta del iceberg de lo que está por venir desde el año 2022 y en adelante. El 5G ayudará a construir ciudades con mobiliario público y coches conectados, oficinas con hologramas, hogares digitales donde la domótica y la automatización faciliten las tareas diarias y el cuidado de niños y mayores, etc.

La tecnología 5G trae un internet más potente, rápido y con menor latencia, lo que ofrece mayores prestaciones no solo para el mundo empresarial sino también para los hogares. Esta quinta generación supondrá un gran salto, con los objetos y dispositivos del día a día como protagonistas y conectados entre sí, una oportunidad inigualable para que España lidere esta nueva revolución. El límite será la creatividad y no la tecnología.