Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Migración

Las leyes antiterroristas dejan a decenas de "sinpapeles" sin cobrar las ayudas sociales

Aunque existe una directiva europea y dos decretos que obligan a los bancos a abrir cuentas bancarias para inmigrantes sin regulación, la Ley de Financiación del Terrorismo lo prohíbe

Un grupo de jóvenes migrantes.

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Valencia han denunciado los problemas que tienen las personas más vulnerables para abrirse una cuenta bancaria gratuita donde ingresar las ayudas públicas, entre ellas la Renta Vital Básica, las ayudas al alquiler o los bonos para el pago de suministros esenciales como la luz, dinero que legalmente no pueden percibir por otra vía. Según dicen, no se informa adecuadamente, se pide documentación que no corresponde e incluso se discrimina por nacionalidades, pero además se han encontrado con un problema de difícil resolución del que no son responsables los bancos. Aunque existe una directiva europea y dos decretos estatales que obligan a las entidades financieras a abrir estas cuentas, existe también la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo que les impide ofrecer este servicio a personas sin papeles, lo que deja sin solución y sin salida a decenas de personas migrantes que están en situación de exclusión social.

Ya en el mes de octubre y a petición de los servicios sociales municipales, el pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó una moción en la que se instaba a las entidades bancarias a cumplir las directivas europeas y los decretos estatales de 2017 y 2019, y al Banco de España a velar por el cumplimiento de las mismas, que obligan a abrir las denominadas Cuentas de Pago Básicas para que las personas más vulnerables puedan cobrar las ayudas publicas. La ley dice que solo por esta vía podrán abonarse ayudas como la Renta Vital Básica o las ayudas al alquiler, la luz, etc.

Pero además, la concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, convocó el viernes a las entidades bancarias valencianas a una reunión para tratar este asunto. De las "ocho o nueve" convocadas, solo acudieron cinco, "las que más sensibilidad han demostrado en estos casos", según la concejala.

En esa reunión los representantes de los bancos aseguraron que son escrupulosos con la ley, pero hay situaciones que no pueden salvar. Y es que aunque la legislación actual permite abrir una cuenta bancaria gratuita a los migrantes que no tienen papeles y es imposible expulsarlos, existe también la denominada Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo que impide abrir cuentas bancarias a personas con ese perfil. Es decir, "los bancos no pueden abrir una cuenta a estas personas extremadamente vulnerables porque las leyes antiterroristas lo impiden y se exponen a una sanción", explica Isabel Lozano.

Se trata, por tanto, de un "escollo" de difícil resolución, que solo puede arreglarse mediante iniciativas en las Corts y en el Congreso de los Diputados para modificar la normativa y dar cobertura a estas personas, cosa que, según Lozano, ya se ha empezado a mover.

Servicio sin beneficios

La concejala asegura que este es el principal problema por el que no se están abriendo decenas de cuentas bancarias, independientemente de que, en general, los bancos no estén muy por la labor de prestar un servicio que no les reporta un beneficio tangible.

En este sentido, Isabel Lozano distinguió entre las entidades bancarias que demuestran mayor sensibilidad, entre las que estarían las cinco que acudieron al encuentro de ayer, y las que tienen bastante menos, que son las que no acudieron a la cita y que, casualmente, son las de mayor implantación estatal y local.

Compartir el artículo

stats