Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta justifica vacunar ya a los mayores de 50 años por una positividad récord

Imagen de ayer en el Ifevi, donde se inocularon refuerzos a personas de entre 50 y 59 años. RICARDO GROBAS

En una medida sin precedentes, miles de ciudadanos de la franja de edad entre 50 y 59 años comenzaron ayer a recibir su tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 en las siete áreas sanitarias de Galicia. Es la primera vez que una comunidad inicia un proceso de estas características sin esperar a la aprobación de la Comisión de Salud Pública, órgano que engloba al Ministerio de Sanidad y las comunidades, y cuya próxima reunión aún no ha sido convocada. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lo justificó por la situación epidemiológica de Galicia, con “unos índices de positividad muy altos”. “Necesitamos bajar esos índices y, por eso, nos preocupa mucho ganar semanas de aquí a Navidad para tener el mayor número de personas inmunizadas con la tercera dosis”, argumentó, y añadió que espera que la luz verde a este refuerzo para “el conjunto del Estado”sea “una cuestión puramente de trámite”.

FARO preguntó a Sanidad sobre su posición ante este adelanto por parte de Galicia. En su respuesta, fuentes ministeriales se limitaron a subrayar que “la estrategia de vacunación está marcada para todas las Comunidades Autónomas”.

Hasta ahora, Galicia había respetado siempre los tiempos y criterios fijados por la Comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, incluso cuando ha discrepado de las decisiones adoptadas en el seno de estos órganos. Sin embargo, el pasado 17 de noviembre, sin previo aviso a las comunidades y antes de la reunión de la Comisión de Salud Pública, Pedro Sánchez anunció durante un viaje oficial a Turquía la vacunación de refuerzo de la franja de edad entre 60 y 70 años.

Feijóo no se refirió a esa posible quiebra de confianza con el Ministerio y defendió la conveniencia de “ganar tiempo” y acelerar la vacunación con la Navidad a las puertas. “O parábamos y no hacíamos nada, o seguimos trabajando. Y lo que decidimos fue seguir trabajando”, explicó en Santiago.

De todo esto se deduce que Galicia tiene almacenadas dosis suficientes para al menos iniciar la vacunación de este colectivo de baby boomers demográficamente muy importante, ya que incluye a más de 400.000 gallegos (casi el 15% del total). Y eso que Galicia es, junto con Cataluña, la comunidad que mayor porcentaje de dosis ha inoculado respecto a las dosis entregadas, el 97,5%, según el informe de Sanidad del pasado viernes.

Galicia terminó ayer la vacunación para la franja de entre 60 y 69 años y personal sanitario, a la vez que se presentaban en los vacunódromos gallegos de entre 50 y 59 años. “No creo que haya mucha diferencia entre 59 y 60 años”, razonó Feijóo.

20

La vacunación masiva regresa al Ifevi para la tercera dosis a mayores de 70 a 79 años Vigo

Porcentaje de positivos récord

La positividad a la que se refiere el presidente de la Xunta marcó ayer un récord: el 14,8%, casi el triple del umbral de control del 5% que marca la OMS. Es el porcentaje más alto de la epidemia en Galicia, si exceptuamos el 33,8% del 29 de marzo de 2020, durante la primera ola, cuando se hacían pocas pruebas diagnósticas.

La comunidad sumó ayer 1.070 contagios y hay ya 12.221 gallegos actualmente con coronavirus, de los que 292 permanecen hospitalizados, 49 de ellos en unidades de cuidados intensivos.

El número de casos de variante ómicron confirmados por secenciación aumentó ayer a nueve, tres en el área de Vigo y seis en A Coruña-Cee. Ninguna de estas personas está hospitalizada.

Los casos activos aumentan en todas las áreas sanitarias. El área de Vigo sigue a la cabeza con 3.885 positivos (154 más) y 298 contagios en la última jornada.

La presión hospitalaria se ha incrementado con 18 personas más ingresadas en unidades convencionales, hasta un total de 243. En las ucis de Galicia hay 49 enfermos, uno más que en la jornada anterior.

La Consellería de Sanidade notificó ayer 7 fallecimientos ocurridos entre el viernes y ayer. Se trata de cinco hombres y dos mujeres de entre 64 y 87 años y pertenecientes a las áreas sanitarias de Vigo (4), Ourense (2) y Ferrol (1). Con estas muertes, el número total de decesos por COVID-19 en Galicia asciende a 2.706.

Sanidade, “expectante” ante la adherencia a la vacuna pediátrica, cuya administración comienza mañana

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, señaló ayer que su departamento está “expectante” para “ver la adherencia” de la vacuna contra el COVID en la franja de edad de 5 a 11 años, cuya administración en Galicia comenzará mañana.

En el marco del Foro Salud de Nueva Economía Fórum, al que asistió en un hotel de Madrid, Comesaña explicó que el proceso comenzará por la mañana con niños inmunodeprimidos y seguirá en jornada de tarde el mismo día y el 15, 16 y 17, mientras que el sábado 18 se realizará la vacunación en horario de mañana y tarde para completar las 60.000 dosis que recibirá Galicia esta semana para la franja de 11 a 9 años.

Comesaña señaló también que el comité clínico que asesora a la Xunta trabaja en “recomendaciones” como limitar las reuniones navideñas a “8-10 personas”, al igual que se ha hecho en el ámbito de la hostelería, que ha “bajado de 10 a 8”.

Confirmó que la Xunta ha pedido autorización al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para extender el uso del certificado COVID para entrar en cines y “lugares donde se come y bebe dentro del espacio”, como en esas salas, así como en eventos masivos.

Comesaña reconoció que “preocupa” la situación en las áreas sanitarias de Vigo y Ourense, por lo que no se descarta “hacer un análisis detallado para que no lleguen al punto crítico en las UCI”. Al respecto de Vigo, Alberto Núñez Feijóo indicó, por su parte, que el área registra una positividad del 15% y alertó sobre el peligro de las aglomeraciones.

Compartir el artículo

stats