Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un frente asociado a la borrasca Barra complica el final del puente de diciembre

Un grupo de personas se protege de la lluvia con sus paraguas. Marta G. Brea

El frente asociado a la borrasca Barra, muy profunda, situada al norte de Irlanda, dejó ayer en Galicia importantes precipitaciones, fuerte viento, fuerte oleaje en el mar y una bajada acusada de las temperaturas máximas y mínimas. Este sistema frontal, que atravesó la península de noroeste a sureste, puso en alerta amarilla o naranja a nueve comunidades autónomas del norte peninsular, entre ellas Galicia, y a la Comunidad Valenciana por nevadas, viento, fenómenos costeros, deshielos y peligro de aludes. Debido al temporal, la DGT recomendó a las personas que están pasando el puente en estaciones de montaña o en la cornisa cantábrica que adelantasen su regreso de las vacaciones.

En Vigo, las fuertes rachas de viento y la niebla impidieron ayer que el avión procedente de Madrid que tenía previsto su aterrizaje a las 13.00 horas no pudiera tomar tierra y tuviera que regresar a Barajas, mientras que los viajes en barco a Cíes han sido cancelados ayer y hoy. Las precipitaciones también provocaron problemas en la red vial. En la carretera LU-P-5209 a la altura de Ribadeo (Lugo), la lluvia interrumpió por la tarde el tráfico en ambos sentidos desde el kilómetro 0.4 al 0.7, según la DGT.

Las ráfagas de viento llegaron a alcanzar los 142,4 kilómetros por hora en Muras, (Lugo) a las diez de la mañana y los 106,9 km/h en Carballeda de Valdeorras (Ourense). a la una del mediodía, mientras que las precipitaciones más abundantes se registraron en la provincia de Pontevedra, donde se recogieron 89,8 litros por metro cuadrado en Cuntis, 88,9 litros por metro cuadrado en Forcarei y 86,1 en Fornelos de Montes.

Veiga (Ourense) fue el municipio que ayer marcó la temperatura mínima más baja: -1,7º C, a las 19.20 horas, seguido de Cabeza de Manzaneda (-1,6ºC). La máxima más alta se registró en O Valadouro (Lugo), donde se alcanzaron los 18,3º C a las 10.20 horas.

Alerta naranja hasta el jueves

El temporal en tierra fue remitiendo por la tarde, aunque el marítimo seguirá siendo importante los próximos días. De esta forma, se mantiene la alerta de nivel naranja hasta el jueves ante la previsión de vientos de hasta fuerza 8 y olas que podrían alcanzar los ocho metros de altura en el Cantábrico, según la meteoróloga de MeteoGalicia Ana Lage.

Hoy, una vez pasado este frente frío, entre la borrasca Barra y el anticiclón de las Azores se creará un pasillo de vientos húmedos y fríos del noroeste que provocarán un descenso acusado de las temperaturas, según Francisco Infante, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Galicia. Así, el puente de diciembre se despedirá con otra jornada con precipitaciones acompañadas de rachas fuertes de viento, aunque no serán tan continuadas como las asociadas al frente, según el meteorólogo.

Lo más destacable sea, quizá, la acusada bajada de temperaturas, especialmente en la mitad este de la comunidad, y la nieve. Según la Aemet, las temperaturas podrían caer hasta ochos grados respecto a la jornada anterior en las provincias de Lugo y Ourense, donde en las zonas de montaña la cota de nieve podría situarse entre los 800 y los 1.000 metros. Ambas zonas estarán en alerta amarilla hoy por rachas de vientos de más de 80 kilómetros por hora y acumulación de nieve de más de cinco centímetros.

Según las previsiones de MeteoGalicia para hoy, las temperaturas mínimas no superarán los 4 grados centígrados en Lugo y los 6º C en Ourense. En Vigo, las mínimas se situarán muy próximas a las máximas: 10º C y 13º C, respectivamente.

Mañana amanecerá con cielos cubiertos y lluvias débiles, que aumentarán hacia la noche debido a la entrada de un nuevo frente frío que volverá a dejar lluvias intensas. Se prevé que la situación meteorológica mejore para el próximo fin de semana.

Compartir el artículo

stats