Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas recupera los cribados masivos ante la previsión de 400 casos nuevos al día

Pretende rescatar el pase COVID en la hostelería y eventos masivos a puerta cerrada | Feijóo alerta que la evolución es “preocupante”: los nuevos contagios se doblarán en una semana

Un sanitario recoge muestras para hacer una prueba PCR. | // IÑAKI ABELLA

Desde el uno de noviembre, los casos de coronavirus se han más que triplicado en Gaicia, pasando de 524 a 1.749, y el ritmo de contagio se ha disparado, pues si el día uno se sumaban doce infecciones nuevas, ayer ya fueron 254 contagiados más. Pues la situación no va a mejorar. Los expertos ya advierten de que la próxima semana llegaremos a 400 infectados más cada día. Así lo advirtió ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para reforzar sus dos decisiones: rescatar los cribados masivos para detectar los contagios cuanto antes y frenar el avance de la sexta ola, y plantear a la hostelería volver a pedir el pasaporte COVID en bares, restaurantes y cafeterías y no solo en el ocio nocturno.

Los cribados masivos y los test de antígenos regresarán a los municipios con mayor incidencia, complementando con pruebas de saliva en las farmacias. Todos los casos serán secuenciados en los laboratorios del hospital de Vigo.

Feijóo anunció ayer que la semana que viene habrá una reunión con representantes de la hostelería y pondrá sobre la mesa recuperar la obligatoriedad de contar con el certificado COVID para acceder a los establecimientos y exigirlo también “en otros eventos masivos” que se realicen a puerta cerrada.

El titular del Ejecutivo autonómico explicó que, pese a que Galicia está “mejor” que la mayoría de países de la UE y del resto de autonomías, la evolución “es ciertamente preocupante”. En los últimos dos días, informó, Galicia superó los 200 nuevos casos diarios y el modelo predictivo, advirtió, indica que la próxima semana podrían superarse los 400 nuevos casos cada día.

“El aumento de nuevos casos diarios nos sitúa ante una nueva ola del virus”, señaló. Si bien incidió en que esta nueva ola “no es igual” a las anteriores porque la vacunación hace que los ingresos en planta y en UCI no sean “preocupantes” y la situación es de “cierta estabilidad”, todo apunta a “estar atentos” para tomar medidas si es preciso. Entre ellas, citó el certificado en hostelería, mientras está pendiente asimismo que el poder judicial autorice su exigencia para acceder a plantas de hospitales, como la Xunta ha planteado.

Por ahora, Galicia plantea exigir el certificado “como una de las claves” para retomar la normalidad y alega Feijóo que en otros países, como puede ser Bélgica, que acaba de visitar el mandatario, esa acreditación es un “elemento sustancial”.

El mismo día que Feijóo ponía encima de la mesa ampliar el uso del pase COVID, la justicia catalana autorizaba a la Generalitat a prorrogar el uso del certificado en ocio nocturno y en banquetes, celebraciones y eventos en los que haya posibilidad de baile.

Galicia no es la única que estudia pedir el certificado COVID para sentarse a comer o cenar en un restaurante o tomar un café en un bar. País Vasco, Castilla y León, Aragón y Valencia también se han pronunciado al respecto, pero el temor es que los tribunales de justicia no avalen su propuesta. Por ello, algunos han pedido sin éxito al Ministerio de Sanidad una norma a nivel estatal que les exima de tener que pedir permiso a los jueces.

Feijóo, por otra parte, criticó enterarse por la prensa de que los próximos en vacunarse en Galicia serán los profesionales de la sanidad y las residencias de mayores y los mayores entre 60 y 69 años. Más de 437.000 gallegos. “Volvemos a enterarnos por los medios de un anuncio del presidente Sánchez sobre una medida que ejecutaremos las comunidades: la vacunación de mayores de 60 y personal sanitario y sociosanitario. Sorprende que no se escuche antes a la Comisión de Salud Pública. Es decir, a los que saben”, lamentó.

El 97% de los infectados pasa el coronavirus en casa

La diferencia entre la sexta ola y las anteriores es que en esta última en Galicia el 94% de los ciudadanos ya tiene al menos una dosis de la vacuna. Eso explica que los hospitales no estén desbordados. De hecho, con datos de ayer los infectados en la comunidad eran 1.749, y de ellos solo 54 (12 en UCI y 42, en planta) están ingresados. Es más, ayer bajaron los hospitalizados (seis menos). El resto pasa la enfermedad en su casa. Su gravedad no exige su ingreso hospitalario. En todo caso, los casos siguen creciendo. El número total de infectados se elevó a 1.749, tras registrarse 254 nuevos casos. La tasa de positividad bajó ligeramente a un 4,6. Para la OMS, si pasa de un 5% la pandemia deja de estar controlada. Las personas fallecidas afectadas por el coronavirus se mantienen en 2.661, pues ayer Sanidade no notificó ningún muerto más.

Compartir el artículo

stats